La presidenta andaluza Susana Díaz, tras depositar su voto. | Efe

7

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha prometido «arrimar el hombro» y ponerse a disposición del PSOE «en todo aquello que el partido necesite» tras la victoria en las primarias de Pedro Sánchez, a quien no ha mencionado en su primera comparecencia ante los medios.

«Todos los compañeros que representamos este proyecto colectivo vamos a arrimar el hombro y ponernos a disposición de lo que el partido necesite de nosotros (...) «Vamos como siempre a estar en todo aquello que el PSOE requiera», ha asegurado.

Ha sido en una comparecencia sin preguntas a los medios en la sede de Ferraz, con un semblante muy serio, arropada por una veintena de miembros de su candidatura y en la que no ha mencionado en ningún momento a Sánchez.

Toda alusión a él ha sido para decir que ha trasladado la enhorabuena «al secretario general electo» y para subrayar «el deseo, la entrega y el compromiso» para que el PSOE vuelva a ser alternativa de Gobierno con un proyecto autónomo, sólido y coherente.

Díaz ha querido agradecer el apoyo que ha recibido en estas primarias y la participación «masiva» de la militancia, que ha definido como un síntoma de democracia y transparencia, de las que el PSOE -ha agregado- «está a la vanguardia».

Un agradecimiento que ha trasladado «de manera especial» a los compañeros que han apoyado su candidatura y que lo han hecho además «de manera importante» en Andalucía, donde se ha impuesto con casi el 64 por ciento de los votos.

A su juicio, esos socialistas andaluces son los que trabajan de manera más cercana con las políticas socialdemócratas que, según ha dicho, llevan a cabo desde la Junta de Andalucía, y la conocen «de cerca» y la valoran.

Y lo harán con el objetivo de conseguir que el PSOE vuelva a ser la alternativa de Gobierno en España. «Para serlo, defendemos ese proyecto coherente y autónomo», ha añadido.