El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (c,d), acompañado por el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, en el acto central de celebración de la patrona de la Guardia Civil, la Virgen del Pilar, en Burgos. | Efe

27

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha considerado este martes una «aberración» propia de «ignorantes» o «indigentes culturales» definir como un «genocidio cultural» la conquista de América, que se conmemora el 12 de octubre con el Día de la Hispanidad.

«Hablar de genocidio cultural solo se puede hacer desde la más absoluta indigencia cultural porque, que yo sepa, en la América española no hay reservas de indígenas», ha apuntado.

Ha sido en declaraciones a los medios antes de participar en la celebración de la festividad de la Patrona de la Guardia Civil, la virgen del Pilar, en el acuartelamiento de Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

El ministro en funciones ha censurado la intención de Badalona de abrir algunas dependencias municipales durante la festividad, y ha confiado en que la justicia actúe con medidas «cautelarísimas» para impedirlo.

La Delegación del Gobierno en Cataluña presentó este lunes un recurso contencioso administrativo contra el gobierno local que encabeza Dolors Sabater, que ha propuesto a los funcionarios trabajar mañana a cambio de hacer fiesta el 9 de diciembre.

Fernández Díaz ha subrayado que «no se trata de una fiesta local, ni autonómica, sino nacional», por lo que ha defendido que todos los españoles tienen derecho es este festivo retribuido.

Además, ha considerado que el planteamiento del Ayuntamiento, en manos de una confluencia de izquierdas, supone una «falta de respeto» para «los españoles y los catalanes que consideran el 12 de octubre su fiesta nacional».

En este sentido, el ministro en funciones ha destacado que la alcaldesa de Badalona pertenece a un grupo municipal en el que está la CUP, por lo que ve en la propuesta una demostración de lo que pasa «cuando son antisistema quienes administran el sistema».

«La contradicción de que el sistema esté en manos de un partido antisistema nos lleva a situaciones como esta», ha lamentado.