Pacto de reciprocidad

| Madrid |

Valorar:

Unidos Podemos ha ofrecido al PSOE un acuerdo de «reciprocidad» para lograr que la Presidencia del Congreso recaiga en un progresista, de tal forma que se compromete a dar su apoyo a Patxi López como presidente si logra más votos que el portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech.

El PSOE todavía no ha respondido a esa oferta de Unidos Podemos que, según ha explicado en conversación informal con los periodistas su portavoz en el Congreso, Íñigo Errejón, le ha trasladado Pablo Iglesias al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, y que él mismo ha trasmitido a su homólogo, Antonio Hernando.

A falta de la respuesta del PSOE, Podemos considera que la única posibilidad de bloquear el acuerdo de PP y Ciudadanos para la conformación de la Mesa del Congreso es la suma de las fuerzas progresistas y los partidos catalanes.

Por ello, lo que ofrece a los socialistas es un pacto «recíproco», según el cuál tanto la formación morada como el PSOE presentarían mañana a votación en primera vuelta a sus respectivos candidatos a la Presidencia -Doménech y Patxi López- y en la segunda vuelta ambos partidos deberían apoyar a quien lograra más votos de los dos.

Es decir, si saliera adelante este acuerdo PSOE y Podemos se comprometerían a apoyar en la segunda vuelta al candidato progresista que estuviera en «mejores condiciones» de ganar al PP.

Con esa finalidad, Podemos ha mantenido también conversaciones con las fuerzas catalanas -esta misma tarde el propio Doménech se ha reunido con ERC y ha habido también conversaciones con CDC-, pero tampoco han dado un sí a esta propuesta.

Desde Convergencia Democrática de Cataluña han mantenido hasta ahora silencio sobre la posición que adoptarán en la votación de la Presidencia del Congreso durante el debate de constitución de las nuevas Cortes.

Una posición que se ve condicionada por el hecho de que se acepte o no su petición tener grupo parlamentario propio, aunque no cumple todos los requisitos establecidos en el Reglamento del Congreso.

Podemos, ha recordado Errejón, es favorable a que se admita que Convergencia tenga grupo propio, por lo que considera que no está ahí la dificultad de alcanzar un acuerdo.

Errejón ha destacado la importancia que puede tener ese cambio de mayorías en la Mesa del Congreso que puede preconfigurar lo que después podría ser un acuerdo para el nuevo Gobierno, pero que además supondría tener un órgano de gobierno en la Cámara baja.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.