El expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado este jueves que pone la mano en el fuego, desde el punto de vista de la «honradez personal», por los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y ha dicho que está convencido de que se demostrará su inocencia.

«Sin duda alguna», ha dicho González en declaraciones a los periodistas antes de asistir a una conferencia sobre Venezuela en la Casa de América.

Noticias relacionadas

Chaves y Griñán han sido procesados por un delito de prevaricación administrativa, al que el segundo de ellos suma el de malversación en el caso de los ERE.