El cabeza de lista de Podemos por Balears, Juan Pedro Yllanes, con sus compañeros de partido Pablo Iglesias y Carolina Bescansa. La formación morada alcanzaría el segundo puesto en cuanto a intención de voto, según la proyección del Centro de Investigaciones Sociológicas. | J. P. Gandul

45

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de enero revela que el Partido Popular seguiría siendo el partido más votado en unas eventuales elecciones y Podemos adelantaría al PSOE en el segundo lugar.

En concreto, en cuanto a intención de voto, las respuestas de los encuestados arrojan un panorama no muy diferente al actual.

Los populares se mantienen con un 28,8 por ciento como la opción mayoritaria, siete puntos por encima de Podemos y sus diversas confluencias, que aglutinarían el 21,9 % de los votos.

Según estos datos, los socialistas bajan su resultado un punto y medio hasta el 20,5 %, lo que los releva al tercer lugar, aún con cierta ventaja sobre Ciudadanos (13,3 %), y ya a mayor distancia se situaría Izquierda Unida con el 3,7 por ciento.

Las entrevistas en las que se basa el estudio empezaron a realizarse 13 días después de las elecciones de diciembre, es decir, antes de la constitución de las Cortes, de que el Rey iniciara su primera ronda de audiencias para buscar un candidato a la investidura, y de que Podemos lanzara su oferta de gobierno de coalición al PSOE.

En voto directo (sin ponderar por los técnicos del CIS), Podemos y sus socios superarían, con el 18,4 por ciento de los sufragios, al PP, que obtendría el 18,2, lo que sitúa el partido de Pablo Iglesias como primera fuerza política del país.

En voto estimado, Podemos subiría del 12,67 % que logró el 20D al 13,2 por ciento, mientras que En Comú Podem (que obtuvo un 3,69 %) obtendría un 4,5 por ciento de votos; En Marea pasaría del 1,20 al 1,7; y únicamente bajaría levemente Compromís, del 2,67 al 2,5 por ciento.

Ciudadanos seguiría como cuarta fuerza política, con un porcentaje de apoyo del 13,3 por ciento, muy semejante al 13,93 que logró en las elecciones generales.

Al igual que con Ciudadanos, la encuesta, que no hace proyección de escaños para las candidaturas, dibuja para el resto de partidos un escenario muy parecido al que dejó el 20D, salvo en el caso de Democracia i Llibertat (DiL), que pasaría del 2,25 de los sufragios al 1,7 por ciento.

IU-Unidad Popular subiría del 3,67 por ciento que tuvo en las elecciones al 3,7; ERC también subiría del 2,39 al 2,8; y el PNV, del 1,2 al 1,3 por ciento.

El CIS otorga a EH-Bildu un pequeño ascenso al pasar del 0,87 % de las elecciones al 1 por ciento en la encuesta; en tanto que Coalición Canaria (que fue votada por el 0,33 por ciento de los electores) no consigue ningún apoyo de los encuestados.

En voto directo, los 2.496 entrevistados por el instituto demoscópico público colocan a Podemos y sus confluencias como primera formación política, gracias al 10,2 por ciento del partido de Pablo Iglesias, el 4,2 por ciento de En Comú, 2,4 de Compromís y el 1,6 de En Marea.

El PSOE sería la tercera fuerza (tras Podemos y el PP) y se llevaría el 14,5 por ciento de los votos sin ponderar, mientras que Ciudadanos tendría un 8,3 % de apoyos.

La abstención en las elecciones del 20 de diciembre alcanzó el 26,8 por ciento, los votos en blanco el 0,75 y los nulos el 0,9.

En la encuesta del CIS, los que aseguran que no votarían ahora suman el 10,1 por ciento, un 2,3 por ciento lo harían en blanco y un 0,3 depositarían un voto nulo; también hay un 17,6 por ciento de electores agrupados en el apartado de «no sabe, no contesta».

SUSPENSO DE LOS LÍDERES POLÍTICOS

Todos los líderes políticos suspenden en la valoración de los ciudadanos, que sitúa a Alberto Garzón, de IU, el mejor valorado con 4,68 puntos, seguido de Xavier Domènech, de En Comú Podem (4,26) y de Albert Rivera, de Ciudadanos (3,92).

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, obtiene una nota del 3,78, tres décimas por delante del líder del PSOE, Pedro Sánchez, mientras que el líder del PP y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ocupa el undécimo lugar entre los trece líderes sobre los que se pregunta, con 3,08 puntos.

Más de dos tercios de los encuestados (el 69,9 %) ve mal las situación política, casi siete puntos peor que en el baremo anterior, el 23,2 regular y sólo el 3,5 la considera buena.

Respecto a la situación económica, la percepción mejora ligeramente, aunque para el 61,9 por ciento sigue siendo negativa, mientras que un 3,8 la ve positiva y el 33,9 la califica de regular.

Como principales preocupaciones, el 77,9 por ciento señala el paro; el 38,8 la corrupción; el 23,4 los problemas políticos y el 23,2 los económicos.

Resalta el incremento de la preocupación por los problemas políticos, que ha crecido en diez puntos entre los ciudadanos, quienes sitúan a la unión de Podemos y sus confluencias en segundo lugar en estimación de voto con el 21,9 por ciento, seguidos del PSOE, que tendría un apoyo del 20,5 por ciento de los electores.