0

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant ha admitido este lunes que la formación anticapitalista ha quedado «tocada» por el proceso de decisión que les ha llevado a vetar de forma definitiva a Artur Mas como presidente de la Generalitat, pero ha negado que pueda producirse una escisión en la CUP.

En una entrevista en Rac1, Reguant ha afirmado que «el proceso independentista no termina aquí. Sigue habiendo una mayoría independentista en el Parlament» y no ha descartado que la CUP apoye a Junts Pel Sí (JxS) si esta formación presenta a otro candidato que no sea Mas.

«Podríamos estar de acuerdo con Junqueras, Munté o Romeva», ha afirmado.

«Para nosotros las elecciones no son un escenario deseable», ha destacado Reguant, que ha recordado que desde la CUP siempre han subrayado que no querían decidir entre «Mas o marzo», y ha señalado asimismo que el punto al que se ha llegado «no es solo responsabilidad de la CUP».

La diputada cupera ha destacado que «han trabajado para que estos meses no hayan sido un fraude» y para encontrar salidas al «inmovilismo» de Junts Pel Sí en el tema de la presidencia.

La diputada de la formación anticapitalista se ha esforzado en remarcar que el cabeza de lista de la CUP en las pasadas elecciones, Antonio Baños, no quiso dimitir ayer al terminar el Consejo Político en el que se tomó la decisión definitiva de vetar a Mas como presidente. «Que yo sepa, Antonio Baños no ha dimitido», ha zanjado.

Sobre un eventual referéndum acordado con el Gobierno como el que propone Podemos, la diputada de la CUP ha indicado que «no cree en un referéndum pactado» y ha asegurado que «sabemos que no se celebrará», y por ello ha apostado por centrarse en un «referéndum unilateral», que ha definido como «la única vía».