Cristóbal Montoro. | Reuters

4

El Gobierno trabaja en una «modificación legal» para facilitar la conversión de contratos temporales en fijos en las empresas públicas, ha informado este miércoles el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien ha avanzado que dicha reforma incluirá también la ampliación de la tasa de reposición.

En virtud de la citada modificación, para transformar los contratos temporales en fijos en las empresas públicas «se exigirán sólo dos ejercicios consecutivos en beneficios en vez de los tres actuales», ha explicado Montoro durante su intervención en el Pleno del Congreso en relación al conflicto laboral en Correos.

«El Gobierno entiende que la mejora de la situación económica y presupuestaria está permitiendo dotar al empleo de mayor calidad y que se vaya consolidando el temporal existente», ha afirmado Montoro para justificar los cambios.

Beneficios

Noticias relacionadas

La reforma afectaría a la disposición adicional decimoquinta de la Ley General de Presupuestos del Estado, que establece que las empresas públicas «que hayan tenido beneficios en los tres últimos ejercicios podrán realizar contratos indefinidos con un límite del 50 % de su tasa de reposición».

En Correos, los sindicatos han convocado varias jornadas de paros parciales y huelgas para protestar contra el bloqueo de las negociaciones del convenio colectivos, la destrucción de 11.000 puestos de trabajo desde 2011 y la pérdida de derechos laborales.

En respuesta a la diputada de IU Ascensión de las Heras, Montoro ha asegurado que el Gobierno «ha canalizado las reivindicaciones» de los trabajadores de Correos, a los que ha ofrecido un plan de movilidad funcional para pasar a prestar servicios en la Agencia Tributaria.

Según el ministro, hasta el mes de abril, unos 240 trabajadores de Correos han manifestado su interés en dicho plan, una oferta «que sigue abierta y puede beneficiar a otros cientos de empleados"

Montoro ha asegurado que todas estas medidas persiguen garantizar el empleo en Correos y dotarle de mayor estabilidad, así como asegurar el «presente y el futuro» de la sociedad estatal y la prestación del servicio público postal.

En las negociaciones del convenio colectivo de Correos mantenidas en los últimos meses se han logrado «algunos avances significativos», según el ministro, quien ha destacado que el Gobierno confía en que éstos «eviten cualquier conflictividad».

Por su parte, De las Heras ha acusado al Ejecutivo de «abandonar» la prestación del servicio público postal y le ha criticado por no presentar un plan de acción que permita modernizar a la mayor empresa pública del país.

Para la diputada de IU, el recrudecimiento de las protestas de los trabajadores de Correos en pleno proceso electoral se debe a la «incapacidad» del Gobierno para el diálogo y ha criticado que se hayan impuesto servicios mínimos de hasta el 100 %.