Fotograma del video que ha sembrado la polémica entre populares andaluces y extremeños.

7

El presidente extremeño, José Antonio Monago, ha defendido que el fin de la serie animada que contrapone Extremadura y Andalucía es poner «el acento» en dos modelos de gobernar, algo por lo que nadie debería «sentirse molesto», y ha subrayado que en la vida política «hace falta sentido del humor».

Monago se ha expresado así en un acto en Don Benito al ser preguntado por el malestar del presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, tras la serie de animación de los populares extremeños. «Andalucía no está para bromas ni para parodias», ha dicho Moreno.

El presidente extremeño ha incidido en que el objetivo de la campaña es plasmar dos modelos distintos de gobernar, la «comparación de un gobierno y otro».

«Yo también tengo mi acento, no lo escondo, lo llevo a gala, con mucho orgullo», ha señalado el jefe del Ejecutivo extremeño, para recalcar después que en Extremadura hay 2.666 parados menos en febrero mientras que en Andalucía sube en más de 2.000, eso «son los dos acentos».

Noticias relacionadas

En la televisión catalana, ha recordado, hay un programa donde aparece un personaje que le imita: «me parto de risa cada vez que lo veo», ha asegurado.

«Cuando salen los Morancos y hacen una parodia aquí todo el mundo se ríe y es «prime time», cuando sale José Mota con su acento también se ríen», ha recalcado el presidente extremeño, para quien en la vida política «hace falta sentido del humor y sobran otras cosas».

También se ha referido a este asunto el portavoz del grupo parlamentario popular, Miguel Cantero, quien ha manifestado que «en ningún momento se ha querido lesionar la imagen de nadie».

Además, ha agregado que desde el PP extremeño apoyan de «forma decidida a quien va a ser el próximo presidente de la Junta Juanma Moreno», quien, para Cantero, ha sabido advertir el fin del vídeo.

«Habrá gente interesada en sacarlo de contexto pero nosotros no le damos mas importancia de la que tiene», ha remarcado el portavoz popular, que al ser preguntado por qué hubiera ocurrido si hubiese salido un vídeo similar desde Cataluña, ha aludido a la «deuda tan abrumadora» de esta comunidad y a su modelo de gestión que «no es el más oportuno».