Privatización de AENA

PSOE e IU protestan frente al Congreso con un centenar de trabajadores de Aena contra la privatización

| Madrid |

Valorar:

El PSOE y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) se han sumado este viernes al centenar de trabajadores de Aena y Enaire que han protestado frente al Congreso de los Diputados contra la privatización del gestor aeroportuario, operación que todos han calificado de «expolio» del Gobierno a cambio de «calderilla».

Coincidiendo con la aprobación por parte del Consejo de Ministros del folleto informativo para la salida a Bolsa del 49% de Aena, un centenar de empleados de la compañía procedentes de diferentes puntos de España se han manifestado en la madrileña plaza de Las Cortes.

Allí, han hecho sonar las bocinas y han coreado consignas como 'Aena no se vende, Aena se defiende', llamando a los ciudadanos a sumarse a sus protestas mediante pancartas con lemas como 'Aena pública, no a la privatización' o 'No a la privatización de Aena. Es público, es tuyo, defiéndelo'.

«QUIEREN REGALARLA A SUS AMIGOS»

En declaraciones a los medios, el portavoz socialista de Fomento en el Congreso, Juan Luis Gordo, ha explicado que la intención del Ejecutivo es «regalar Aena a sus amigos» sin que exista ninguna necesidad objetiva para ello y a pesar de que se trata de una empresa «con beneficios y grandes rentabilidades» que garantiza el mantenimiento de la red de aeropuertos, la movilidad de los ciudadanos y cientos de miles de puestos de trabajo.

«Sacar Aena a la venta en un momento como el actual es regalarla, porque ha llegado a valer 30.000 millones de euros y hoy día posiblemente no llegue ni a los 8.000 millones», ha lamentado Gordo, acusando al PP de pretender privatizar hasta el 60% de la compañía, como se pone de manifiesto en una consulta realizada al Consejo Consultivo de Privatizaciones.

En este punto, ha diferenciado esta operación de la que en su día propuso el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, porque entonces «no se llegó nunca a plantear una privatización de la propiedad» sino únicamente la entrada de parte de capital privada para «evitar la intervención del Estado» en un «momento de suma dificultad».

El diputado no ha aclarado si un posible Gobierno socialista revertiría esta privatización en el futuro, pero sí ha defendido que su modelo es «público» y de «claro servicio público», y ha recordado que pedirán la comparecencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la Cámara Baja para que explique esta operación. Además, plantearán una interpelación sobre este asunto.

ES UNA «ESTAFA»

Por parte de IU-ICV-CHA, la diputada Ascensión de las Heras ha criticado tanto la «opacidad» con la que se ha llevado a cabo todo el proceso, del que sólo han tenido datos los «accionistas restringidos que ha puesto el propio Gobierno» pero no la sociedad ni sus representantes; como la propia operación, que a su juicio es «una de las mayores estafas y robos» que han tenido lugar en Europa en los últimos decenios.

«Se está consumando el expolio del 49% de Aena sin ninguna garantía para la continuidad de los trabajadores y además por una verdadera miseria. Es una empresa absolutamente viable, y está clarísimo que no hay ningún motivo para venderla, porque no cuesta ni un solo euro a los españoles y además está dando beneficios», ha criticado De las Heras.

Además, ha criticado que Pastor no haya encontrado tiempo para ir al Congreso a explicar el proceso pero sí para «pasearse por Europa y Estados Unidos para vender este patrimonio que es de todos». «Es una absoluta vergüenza. El Gobierno tiene que irse, pero antes tenemos que impedir que hasta esta última tropelía», ha exigido.

«MALVENDER POR CALDERILLA»

El presidente del Comité de Empresa de Madrid-Barajas, Abraham Escolar, también ha coincidido en que la intención de privatizar una empresa «que es rentable, que es de todos y que es muy importante para la primera industria del país (el turismo)» supone «un robo y un expolio».

Además, ha lamentado que se pretenda «malvender» la empresa por «calderilla», porque los 4.000 millones de euros que, según se ha publicado, podrían obtenerse en la salida a Bolsa es «una cantidad ridícula», que no llega ni a la mitad, por ejemplo, de lo que costó la ampliación de Barajas, y que queda muy lejos de los 30.000 millones en los que se estimó el valor total de la compañía en 2007.

«La van a vender a precio de saldo», ha insistido, advirtiendo además de que los resultados de las elecciones en Grecia de este fin de semana pueden incluso afectar a la baja a las bolsas europeas, con lo que el precio de la acción que finalmente se fije el próximo mes de febrero podría ser «incluso menor».

Por su parte, el secretario general de CC.OO. en Barajas, Antonio Ripol, también ha reprochado que se pretenda «dejar el 10% del PIB nacional», que es lo que produce Aena, en manos privadas, sobre todo cuando se trata de una empresa que se sostiene con sus propios ingresos por tasas y tiene beneficios.

«No nos cabe en la cabeza. Estamos totalmente en contra de la privatización y seguiremos haciendo todas las movilizaciones que sean necesarias para llamar la atención de los ciudadanos y que exijan al Gobierno que pare este expolio», ha añadido.

Finalmente, uno de los bomberos del aeropuerto madrileño, Antonio, ha coincidido en que es necesario «denunciar el robo y el expolio» que supone vender «el mejor gestor aeroportuario del mundo» porque «no cuesta dinero al contribuyente y es rentable», y se ha preguntado el por qué de «las prisas» del Ejecutivo por sacar adelante la operación.

«Debe de ser que temen que no van a estar en el próximo gobierno y quieren hacerlo rápido para colocarlo a sus amigos. Van a expoliar el país antes de irse», ha advertido.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.