Isidoro Álvarez, en una de sus últimas apariciones en público. | Efe

El presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, falleció ayer a los 79 años en el Hospital Universitario de Puerta de Hierro, de Madrid, donde permanecía ingresado desde el pasado miércoles por una insuficiencia respiratoria. Pese a que su estado había mostrado una leve mejoría tras su ingreso hospitalario, la insuficiencia respiratoria derivó en una crisis cardíaca que acabó con su vida. Su muerte se produce tan solo unos días después de la del presidente del Banco Santander, Emilio Botín.

Los restos mortales de Álvarez fueron trasladados desde el hospital en el que falleció hasta la Fundación Ramón Areces, donde quedó instalada la capilla ardiente. El consejo de administración de la empresa deberá reunirse ahora y designar al nuevo presidente del grupo, que cuenta entre sus figuras más relevantes con Dimas Gimeno, consejero director general y sobrino de Isidoro Álvarez, y con Manuel Pizarro, nombrado hace un par de meses adjunto a la presidencia.

Muestras de pesar
La muerte de Isidoro Álvarez suscitó numerosas muestras de pesar entre distintas personalidades del mundo político, económico-financiero y empresarial, que destacaron su contribución al desarrollo del comercio en España y el crecimiento del grupo.

Noticias relacionadas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, señaló que Álvarez fue uno de los más destacados representantes del empresariado español y uno de los grandes expertos en la distribución comercial. También se pronunció en términos parecidos el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

Igualmente, tuvieron palabras de elogio hacia la figura de Álvarez los presidentes de Telefónica, BBVA, Iberdrola, Inditex, Iberia, así como organizaciones empresariales como la Asociación de Grandes Empresas de Distribución (Anged), CEOE o las Cámaras de Comercio.

Además, tras abrirse la capilla ardiente, fueron numerosas las personalidades que se acercaron a dar el pésame a la familia, entre otros, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz; el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo; el vicepresidente de CEOE, Arturo Fernández; los periodistas Fernando Ónega y José María García, y los empresarios Alberto Alcocer y Alberto Cortina, entre otras personalidades.