23

ERC ha presentado este lunes en el Senado su veto a la ley orgánica que permitirá la abdicación del Rey Juan Carlos porque, como partido republicano, no puede aceptar que el jefe del Estado, como cualquier otro cargo público, «lo sea por herencia y no por voluntad popular».

En el escrito de veto, que será defendido este martes en el pleno de la Cámara Alta por la senadora Ester Capella, ERC critica que la monarquía se haya «impuesto» a toda la población, la mayoría de la cual no tuvo la oportunidad de votar la Constitución de 1978.

Para ERC, la abdicación de Don Juan Carlos ha abierto la puerta para cuestionar todo el proceso constituyente que le entronizó «mediante un cambio político tutelado por las fuerzas e instituciones franquistas».

«La rapidez y cerrazón con que se pretende dar carpetazo a la sucesión dinástica se percibe como una segunda Transición exprés, en que todo vuelve a estar atado y bien atado», denuncia.

Noticias relacionadas

Considera ERC que los «fantasmas» de la Transición han regresado al Parlamento español, ya que por lado está el debate sobre el reconocimiento de los derechos históricos «de las diferentes naciones del Estado» y por otro la discusión entre monarquía o república.

«Ambos asuntos pueden ser resueltos de manera sencilla y democrática mediante el reconocimiento del derecho de los pueblos a decidir su organización política», destaca.

Por ello, deja claro que no reconoce la legitimidad de una Monarquía «impuesta», ni la imposición de un ordenamiento jurídico que no reconoce el «derecho inalienable de Cataluña a decidir libremente su futuro».

El partido republicano considera también una «burla a la democracia» que el proceso de abdicación se haya tramitado por el procedimiento de urgencia y en lectura única tanto en el Congreso como en el Senado.

El proyecto de ley orgánica de abdicación será aprobada mañana en el Senado, y quedará lista para que sea sancionada por el Rey Juan Carlos en una ceremonia prevista para el miércoles por la tarde en el Palacio Real.