El cabeza de lista de VOX para las elecciones europeas, Alejo Vidal-Quadras, se ha mostrado «decepcionado» después de conocer el resultado de los comicios que le deja fuera de Europa, aunque ha asegurado que su partido seguirá creciendo para conseguir una victoria «dentro de ocho meses».

El líder de la recientemente creada formación ha comparecido ante los simpatizantes del partido acompañado del secretario general, Santiago Abascal, y de otros militantes como el número dos de la lista para las europeas, Iván Espinosa de los Monteros, o la candidata Cristina Seguí.

Vidal-Quadras ha querido hacer hincapié en que, pese a no haber conseguido los resultados esperados, «la botella está medio llena» y ha agradecido a su vez a los 240.000 votantes así como a «todos los que han puesto su dedicación y esfuerzo en esta campaña».

«No hemos alcanzado nuestro objetivo por muy poco», ha proseguido el líder de VOX, quien ha destacado que su partido es «el único que se ha presentado a las elecciones con tan poco tiempo».

Ha arremetido contra el modelo político que, según sus palabras, «está hecho par fortalecer a los grandes del sistema».

Ha asegurado además que estas elecciones han sido una muestra del fracaso del sistema político que está «corrupto, oxidado y en declive», ha dicho.

El líder de esta formación ha animado a los militantes a preparar los próximos comicios.