Efectivos de los servicios funerarios trasladan el cadáver de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. | JAVIER CASARES

25

La Policía mantiene que la principal hipótesis con la que trabaja sobre el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, es la de la «venganza personal» por el despido de la institución provincial de una de las dos detenidas, hija de la presunta autora de los disparos.

Fuentes policiales han explicado a Efe que aunque en un principio se difundió la información de que el despido se había producido ayer mismo, la investigación ha podido aclarar ahora que el despido tuvo lugar hace más de dos años, pero que la despedida ha estado pleiteando desde entonces con la Diputación para reclamar una cantidad de dinero.

Hace tan solo cuatro días la hija de la presunta autora de los disparos recibió una notificación en contra de su reclamación, han explicado las fuentes.

La presidenta de la Diputación de León y del PP provincial, Isabel Carrasco, ha muerto este lunes a tiros en plena calle, cerca de su casa, en un crimen por el que han sido arrestadas dos mujeres, madre e hija, y que fuentes del Ministerio del Interior atribuyen a una venganza personal.

Noticias relacionadas

Las dos detenidas son mujer e hija de un inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía de Astorga (León), según han informado fuentes de la investigación.