1

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha afirmado hoy que 820.709 estudiantes serán beneficiarios de las becas y ayudas generales al estudio durante este curso, según datos estimativos que serán concretados en las próximas semanas.

Wert ha hecho este anuncio en el Congreso, en respuesta a una interpelación del grupo parlamentario socialista, y donde ha explicado que del total citado, 75.000 son alumnos con necesidades educativas especiales, 322.318 estudiantes universitarios con beca y 313.391 beneficiarios de la convocatoria general no universitaria (FP y Bachillerato).

Además, 110.000 estudiantes se van a beneficiar de los descuentos de las tasas a cargo del Estado para familias numerosas.

Ha recordado que, según los presupuestos de 2014, se han destinado a las becas y ayudas generales al estudio 1.411 millones de euros, 250 más que en el anterior, «la consignación más alta» para estos programas.

El ministro ha vuelto a destacar que este año hay «más becarios que nunca» (un 10,7 % más en las universidades) y ha achacado «profecías apocalípticas» al PSOE.

«Hay que diferenciar entre datos y opiniones», según Wert, aunque ha reconocido que al implantarse un nuevo sistema de becas (incluye una parte fija de alrededor de 3.000 euros por renta y desplazamiento y otra variable en función de renta y notas) «podría existir por parte de los estudiantes alguna incertidumbre» sobre la cuantía a cobrar e «incomodidad» por el «cierto retraso» en su pago.

Sin embargo, ha afirmado que la próxima semana se van a remitir a los universitarios becados la cuantía variable a percibir y que en la primera quincena de mayo quedará «todo finalmente resuelto».

Para intentar mejorar esta situación, ha asegurado que para el curso próximo se pondrá en marcha «un simulador» de cantidades que permitirá al alumno becado hacerse una idea de lo que va a cobrar.

Ante las críticas del diputado socialista Federico Buyolo por la exigencia de requisitos académicos para ser becario, Wert ha recordado que el 55 % de los becarios que accedieron a la Universidad en el curso 2010-11 con una nota inferior al 5,5 perdieron la beca en el primer año.

«¿Cree usted que es sensato destinar recursos a quienes tienen un pronóstico de continuidad tan frágil?, ¿no le parece a su señoría que es mejor dedicar tales recursos a los que están comprometidos con el esfuerzo?», le ha espetado el ministro.

Wert ha insistido en que, con el sistema de becas, ha aumentado la nota media de los becarios (del 6,8 al 7,4 en un año), por lo que ha agradecido públicamente ese esfuerzo y «esa demostración de que nuestros estudiantes y, particularmente nuestro becarios, valen mucho más» de lo que, a su juicio, el PSOE piensa que valen.

También ha achacado a los socialistas el que les moleste que un partido como el PP haya dado un mayor importe y conseguido un mayor número de becarios.

Buyolo ha recalcado que para el PP las becas no son un derecho, sino «un premio para unos pocos» dentro de un modelo de sociedad «elitista y segregadora», y el que no puedan permitir que los hijos de los trabajadores «tengan las mismas facilidades» que el resto.

El diputado socialista le ha puesto como ejemplo las cuantías inferiores que varios estudiantes van a recibir este curso respecto al pasado, a pesar de tener una renta baja y buenas notas, y la «incertidumbre» ante lo que cobrarán y cuánto cuando quedan dos meses para terminar el curso.