Grupos de encapuchados han destrozado escaparates de tiendas y bancos y han quemado contenedores en Bilbao en protesta por el foro económico. | Miguel To

0

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha advertido de que las cicatrices de la crisis en España tardarán años en sanar, por lo que ha recomendado profundizar en la reforma laboral, ayudar a reestructurar la deuda empresarial, fomentar el tejido productivo y reducir el déficit con impuestos indirectos.

En su participación en el Foro Global España 2014, Lagarde ha destacado que España está «girando la esquina» al volver a la recuperación, aunque la victoria sobre la crisis aún no es completa con un nivel de crecimiento demasiado bajo y, sobre todo, con unas tasas de desempleo demasiado altas. Para Lagarde en este país hay «buenas noticias y otras que podrían ser mejores», por lo que «hay margen para mejorar».

Al respecto ha recordado al escritor español más universal al asegurar que «Cervantes dijo que la diligencia es la madre de la buena fortuna, y quien soy yo para discutir con Cervantes». Por eso ha reclamado que no se pare la «inercia» de las reformas en tres grandes áreas: la laboral, la reducción de la deuda empresarial y la facilitación de nuevas empresas.

Paro

Ha destacado que el desempleo sigue siendo el principal reto, por lo que debe profundizarse en la reforma del mercado laboral «no para beneficiar a los que tienen empleo, sino a los que quieren tenerlo», a través de una reducción de costes fiscales, «no necesariamente salariales», ha destacado.

Así, para Lagarde, las empresas y trabajadores deben tener «garantías» de que pueden llegar a acuerdos sobre salarios y sobre su revisión.