17

El senador y diputado en la Asamblea de Madrid Francisco Granados presentará mañana su renuncia a ambos cargos, después de las informaciones que han revelado que tuvo una cuenta bancaria en Suiza, al menos entre los años 1996 y 2000, según ha reconocido.

Fuentes populares han confirmado que el senador madrileño ha comunicado su decisión de abandonar el escaño esta misma mañana al portavoz del grupo popular en la Cámara Alta, José Manuel Barreiro, y que mañana presentará su renuncia en el Registro del Senado.

A su vez, fuentes del grupo parlamentario del PP en la Asamblea de Madrid han indicado que Granados ha comunicado hoy su renuncia al escaño autonómico en conversación con el portavoz popular en el Parlamento regional, Íñigo Henríquez de Luna, también para hacer efectiva mañana su renuncia al acta de diputado.

Según ha explicado Granados en esa conversación, su decisión es no acudir esta tarde al pleno de la Cámara regional.

Noticias relacionadas

Henríquez de Luna ha considerado la renuncia de Granados una decisión coherente y ha valorado que este la haya tomado en unos tiempos en los que muchos cargos políticos se aferran a sus cargos para mantener la condición de aforados.

La comunicación de las renuncias se ha precipitado después de que el todavía senador y diputado regional anunciara a primera hora en una entrevista que «probablemente en pocas horas» tomaría la decisión de abandonar la política y volver a la actividad privada.

Aferrarse al escaño

En una entrevista en la Cope, Granados ha manifestado que lleva «mucho tiempo dándole vueltas a volver a la empresa privada» y que él no tiene «por qué estar aguantando determinados comentarios» y no tiene por qué aferrarse «al escaño para temer un puesto de trabajo».

En la misma línea, ha confesado que no está «contento» con su situación «desde hace tiempo» y que se siente «apenado» por la polémica en la que se ha visto envuelto.

Se ha mostrado «un poco sorprendido» porque esto «salga ahora 20 años después» y con esta «virulencia», «aparataje» y «despliegue de medios», con cámaras de televisión todo el día de ayer delante de su casa, porque no cree que su situación política actual «dé para tanto».

Ha señalado que ayer habló con la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, porque creía que debía darle «una explicación de lo que se estaba diciendo».

Precisamente, Aguirre ha considerado hoy que las explicaciones que ayer le dio Granados sobre la cuenta bancaria en Suiza no son suficientes y ha dicho que tendrá que aportar más información y documentación.

En una entrevista en Antena 3, Aguirre ha insistido en que falta información y ha agregado que tener una cuenta en Suiza no es un delito para un ciudadano, pero «para un político sí lo es».

Francisco Granados ha explicado que efectivamente tuvo una cuenta en 1996, cuando se dedicaba a la banca de inversión -"tengo afortunadamente para mí una vida anterior», ha comentado- pero la cerró al entrar en política, en el año 2000.

Ha asegurado que es «falso de absoluta falsedad» que la siga teniendo y ha afirmado que todo esto «lo tenía olvidado desde el año 2000» y se lo encontró «hace dos días».

Según Granados, la cuenta estaba «absolutamente» a su nombre porque no tenía «nada que ocultar» ni intención de ocuparse de la política entonces.

También ha asegurado que en aquellos años tributó por los rendimientos de la cuenta en España.