La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, en una fotografía de octubre de 2013. | Efe

3

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Angeles Pedraza, considera que el acto celebrado este sábado en Durango (Vizcaya), convocado por el colectivo de presos de ETA (EPPK) y en el que han participado unos 70 expresos etarras excarcelados, es «la mayor vergüenza de toda la democracia española».

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press la presidenta de la AVT, quien también ha asegurado que la foto de los exreclusos etarras les produce «asco» pero sobre todo «rabia». «Ya no sentimos humillación, ahora lo que sentimos es rabia e impotencia y ganas de seguir luchando», ha aseverado.

«Me parece que es la mayor vergüenza de toda la democracia española tener que ver esto después de 50 años matando. La imagen que se da a Europa y a todo el mundo es la de un país que ha cedido ante los terroristas», ha avisado.

Asimismo, Pedraza ha denunciado que es «lamentable» que después de tantas víctimas, los etarras estén consiguiendo lo que querían y hayan podido celebrar un acto de tales características, con el que volver a reclamar «amnistía y autodeterminación».

«Como están viendo que dejando de matar están consiguiendo todo lo que pedían, seguirán así. Han visto lo fácil que ha sido salir libre de la cárcel sin cumplir ninguno de los requisitos que se les requerían, como pedir perdón», ha criticado.

En este sentido, Pedraza ha denunciado que esta situación se podría haber evitado, no ya prohibiendo la celebración del acto, sino impidiendo que los etarras salieran de prisión tras la derogación de los efectos retroactivos de la denominada «doctrina Parot».

«Había que haber reaccionado antes, no dejándoles salir a la calle», ha aseverado, para añadir que desde la AVT van a seguir llevando a cabo las acciones que sean necesarias para denunciar esta situación.

«LA FOTO DE LA INDIGNIDAD Y DE LA ABSOLUTA IMPUNIDAD»

Por su parte, el presidente de la asociación Dignidad y Justicia (DyJ), Daniel Portero, ha denunciado que el acto es «la foto de la indignidad y de la absoluta impunidad».

«Se trata de un acto organizado por ETA, que ha tenido el beneplácito de la Audiencia Nacional, en el que se le ha dado de nuevo voz al terrorismo de ETA», ha lamentado Portero en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, el presidente de DyJ ha sentenciado que la «foto» del encuentro supone además «un desprecio absoluto a las víctimas», permitido por «aquellos» que «se vanaglorian del Estado de Derecho pero luego permiten la impunidad».

«Al final siempre salen ganado los terroristas. Se les ha dado voz. Es lo triste. Mucho me temo que esa será la foto de mañana», ha insistido, para añadir que los expresos participantes en el acto no han hecho otra cosa que «seguir la estrategia de ETA, solicitando la amnistía».

Asimismo, ha advertido de que si su asociación tiene constancia de que la Ertzaintza no ha actuado como debería en el caso de que se hayan cometido posibles delitos de enaltecimiento da los presos de ETA, no dudarán en pedir responsabilidades a la policía autonómica.