Vista general de la concentración celebrada en Madrid. | JUAN MEDINA

4

Multitudinarias manifestaciones recorrieron ayer las calles de 55 ciudades españolas, convocadas por la Cumbre Social contra los recortes del Gobierno, que contaron también con el apoyo de los partidos de la oposición.

Las manifestaciones, encabezadas con el lema «Juicio a la banca, salvemos lo público, salvemos las pensiones, salvemos a las personas», concluyeron sin incidentes.

En todas ellas estuvieron presentes los recortes en los servicios públicos, como educación y sanidad, y los problemas laborales por los que atraviesan muchos trabajadores, amenazados por despidos y recortes salariales.

Miles de personas secundaron la movilización en Madrid, encabezada por trabajadores de la limpieza, profesores, personal sanitario y empleados de los servicios sociales, y a la que asistieron los secretarios generales de los sindicatos UGT, CCOO y USO, Cándido Méndez, Ignacio Fernández Toxo y Julio Salazar, respectivamente.

Los líderes sindicales manifestaron su preocupación por que el Gobierno recorte más las prestaciones sociales para cumplir con el «esfuerzo estructural» de 2.500 millones de euros reclamado por la Comisión Europea (CE).