4

Los corredores del Mediterráneo y del Atlántico han empezado a funcionar como parte de la red europea prioritaria de transportes de mercancías, con el objetivo de agilizar la burocracia de las rutas transfronterizas y favorecer el transporte de las cargas a su paso por los distintos Estados miembros que forman estos recorridos, sin necesidad de que los operadores tengan que gestionar permisos individuales en cada país.

Además de estos dos corredores, también han pasado a estar operativos para el transporte de mercancías --no aún para personas-- otros cuatro tramos europeos, el Rin-Alpes, Benelux-Francia, el Oriental y el corredor del Este, según informa el Ejecutivo en un comunicado.

Bruselas destaca que con estos trazados que cruza la Unión Europea, los operadores de infraestructuras ferroviarias cooperarán para desarrollar posibilidades de alta calidad y para «mejorar los servicios de calidad y la fiabilidad» del transporte internacional de mercancías.

Con ello, los trenes de carga dispondrán de rutas de «buena calidad y con horarios atractivos», así como de objetivos comunes de puntualidad. Para ello, los operadores y transportistas podrán solicitar con anticipación franjas concretas a través de un punto único de contacto, y no presentando solicitudes de permiso en cada gestor nacional.

Los otros tres corredores diseñados como prioritarios en el mapa europeo -Báltico-Adriático, Norte-Báltico y Norte-Mediterráneo--, deberán estar a punto para el transporte de mercancías en un plazo de dos años, en concreto para el 10 de noviembre de 2015.