Fotograma de un vídeo de la Armada de Malta que muestra el rescate de los inmigrantes cerca de Lampedusa. g Foto: EFE | MALTA NAVY PRESS OFFICE / HANDOU

0

El nuevo naufragio ocurrido hoy a unas 70 millas al sureste de Lampedusa se ha cobrado la vida de 50 personas entre los que se encuentran una decena de niños, según el primer balance de las autoridades italianas. Un total 221 inmigrantes, entre ellos diez niños, han sido rescatados de las aguas del canal de Sicilia y transportados a dos unidades de la Marina Militar italiana, los buques «Lybra» y «Espero» y a una nave de bandera maltesa, que se han trasladado al lugar de la tragedia.

Testimonios oculares aseguran que se avistan cadáveres de mujeres, hombres y niños en el mar. Hasta ahora son 56 los supervivientes, entre los cuales hay nueve niños y ocho mujeres, los que se encuentran bordo del navío italiano «Lybra».

Otro grupo de 150 personas se encuentran a salvo a bordo de la nave de Malta y 15 supervivientes navegan a bordo de un pesquero, dijo la Guardia Costera, quien apuntó a que el número total de supervivientes es 221.

Señales

Una nota oficial de la marina maltesa asegura que el naufragio se ha producido hacia las 17.10 horas cuando un avión de Malta que vigilaba el Canal de Sicilia fue avistado por los inmigrantes quienes, al tratar de hacer señales para ser localizados, comenzaron a agitarse y provocaron el vuelco de la embarcación en la que viajaban.

Las operaciones de rescate proseguían durante toda la noche con varios medios, dijeron fuentes del servicio de emergencias. La zona del naufragio se encuentra en el centro de una triángulo entre Malta, Libia y la isla italiana de Lampedusa, en un área de competencia maltesa en lo que respecta a operaciones de búsqueda y socorro.

Las autoridades maltesas han difundido un mapa con las coordenadas del desastre: cerca de 80 millas al suroeste de Malta y 60 millas al sudeste de Lampedusa (Italia). Por su parte, el primer ministro italiano, Enrico Letta, ha asegurado que el problema de la inmigración y sus tragedias derivadas se pondrán sobre la mesa en la próxima cumbre de la Unión Europea a fines de mes.