Miguel Blesa, momentos antes de declarar ante el juez y de ingresar en prisión. | Zipi

3

La Fiscalía de Madrid ha recurrido la decisión del juez Elpidio José Silva de enviar a prisión incondicional al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y estudia si en sus resoluciones ha podido cometer un delito de prevaricación, en cuyo caso se querellará contra él.

También la defensa del exbanquero prepara un recurso contra el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, que anteayer sorprendía citando de urgencia a Blesa y terminaba decretando para él prisión sin fianza por presuntas irregularidades en la compra del City National Bank (CNB) de Florida (EEUU).

Fuentes jurídicas han informado de que el letrado, tal como ha hecho la Fiscalía, también acudirá directamente en apelación a la Audiencia Provincial de Madrid, saltándose así el recurso de reforma que se interpone ante el propio juez y que no haría más que ralentizar el proceso.

Desde el entorno del expresidente de la caja madrileña, que ingresó nuevamente en la cárcel de Soto del Real (Madrid), aseguran que se encuentra «muy entero» porque es «perfectamente consciente del encarnizamiento» al que está siendo sometido, de ahí que recurra la decisión de Silva al sentirse víctima de un «atropello» de una «injusticia máxima».

Afectadas

En el auto de prisión, el juez justificaba esta medida diciendo que aún hay diligencias de investigación pendientes que quedarían «muy seriamente afectadas» si éste «permaneciese en libertad».

Silva también hablaba del «significativo agravamiento de la pena pronosticable» para el exbanquero a raíz de los nuevos indicios de criminalidad que dice haber encontrado, que se basan en un intercambio de correos electrónicos entre éste y el ex director financiero de la caja Ildefonso Sánchez Barcoj, que quedó en libertad tras declarar también como imputado.

Por su parte, el Gobierno ha defendido el derecho del fiscal a recurrir las resoluciones judiciales, en alusión al ingreso en prisión del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha recordado que en un Estado de derecho «cualquier decisión que afecta a derechos fundamentales, como ésta, es susceptible de recurso».