5

Las contrataciones para la campaña veraniega han permitido a mayo ser el mejor de la serie histórica en cuanto a la reducción del paro y que las afiliaciones crezcan a un ritmo similar a antes de la crisis, lo que el Gobierno considera esperanzador, aunque no un cambio de tendencia. Fue tal el nivel de contratación en el sector terciario que dos de cada tres personas desocupadas encontró trabajo en empresas vinculadas al turismo.

El paro registrado bajó en mayo en 98.265 personas, la mayor caída en un mes similar desde que se inició la serie histórica en 1996, lo que situó el total de parados en 4.890.928.

La afiliación media subió en 134.660 personas, hasta los 16.367.013 ocupados, lo que supone el avance mensual más positivo desde mayo de 2007. Además, en ambos casos, suman tres meses consecutivos de buen comportamiento.

El desempleo se redujo en todos los sectores, especialmente en el de servicios (61.336 personas menos, el 1,97 %), seguido de la construcción (18.637, el 2,51 %), agricultura (9.405, el 4,56 %) e industria (8.851, el 1,61 %); así como en el colectivo sin empleo anterior, en 36 (el 0,01 %).

Entre los hombres el paro disminuyó en 61.150 (el 2,48 %), con lo que dejó el total de varones sin empleo en 2.405.493; y entre las mujeres en 37.115 (el 1,47 %), hasta las 2.485.435.

Jóvenes

Entre los jóvenes menores de 25 años el paro cayó en 16.735 (3,53 %), mientras que entre los de esa edad en adelante bajó en 81.530 (1,81 %). También se redujo entre los extranjeros el 3,83 %, hasta los 589.111. Por comunidades, descendió en dieciséis encabezadas por Andalucía (con 26.529 menos), Catalunya (14.829) y Comunidad Valenciana (10.671), y sólo subió en Canarias (538).

En términos de contratación, en mayo hubo 1.283.261, 36.160 más (el 2,90 %) que un año antes, de los que 95.856 fueron indefinidos (el 7,47 % del total).

En el comunicado, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, destaca que en mayo el paro ha disminuido en 43.815 personas más que la media de los mismos meses anteriores.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, consideró los datos «claramente positivos», ya que reflejan que hay «motivos para la esperanza».

Más información en página 20