Todo parece indicar que los turistas podrán disfrutar este verano del calor de las playas en toda la geografía española. | Efe

14

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé un «verano seco y caluroso, como es normal» en España, y destaca que las predicciones relativas al frío en esta época del año son «desmesuradas».

Así lo explicó el portavoz de la Aemet, Alejandro Lomas, quien calificó como «poco fiable» algunas de las predicciones de los últimos días que apuntaban a uno de los veranos más fríos de los últimos años.

«La predicción estacional de la Aemet no da anomalías y eso que ha saltado por ahí es una cosa desmesurada y poco fiable. En España, aunque el tiempo fuera más fresco de lo normal, sería todavía veraniego y con temperaturas altas», dijo.

Modelos

En este sentido, recordó que a lo largo de todo este periodo veraniego se pueden registrar varios días con chubascos o tormentas, si bien la mayor parte del verano será «seco y caluroso, lo que es más normal y hasta obligado en España».

Las circulaciones atmosféricas predominantes decidirán el tiempo este verano y aunque ahora hay una sucesión de masas frías procedentes del Atlántico que podrían influir en un verano más fresco las predicciones señalan que la estación será normal en temperaturas y lluvias.

No se espera «ninguna anomalía significativa» para este verano, ratificó el meteorólogo Ángel Rivera, en respuesta a la información de un canal meteorológico francés que prevé la posibilidad de que el próximo verano sea bastante frío en España y en Europa occidental. A su juicio, esto puede responder a la idea de que a una primavera húmeda y fría le sigue un verano de similares características, argumento esgrimido por el canal de Francia que además presentó ejemplos de años en que esto ha sucedido. Añadió que estos son algunos de los datos en los que se basa el modelo de predicción estacional de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EEUU (NOAA, por su siglas en inglés) que refiere unas «anomalías negativas» importantes para los tres meses de verano.