Corinna zu Sayn-Wittgenstein. | Efe

14

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, ha explicado en el Congreso de los Diputados ante la Comisión de Gastos Reservados y a puerta cerrada la relación de la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein con los servicios de inteligencia.

Félix Sanz Roldán no ha contestado a su llegada a las preguntas de los periodistas sobre su comparecencia y se ha limitado a señalar: «no hay comentarios puesto que se trata de una comisión secreta».

Tampoco ha respondido Sanz Roldán a la pregunta de si el CNI va a investigar el vídeo en el que unos soldados españoles patean a un prisionero iraquí en la base de Diwaniya (Irak) hace diez años.

No obstante, algunos portavoces parlamentarios ya han anunciado que también le preguntarán por esos supuestos malos tratos, aunque no era un asunto que estuviera fijado en la agenda de su comparecencia hoy ante la comisión de secretos oficiales.

El director del CNI ha informado sobre la relación de la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein con los servicios de inteligencia, así como sobre la presunta trama de espionaje político relacionada con Método 3.

Otro de los asuntos sobre el que ha sido cuestionado por los portavoces parlamentarios es el caso del «hacker» argentino, socio y director tecnológico de la empresa CF Labs, Matías Bevilacqua, que era agente del CNI y al que algunos medios han vinculado con el pirateo de 30.000 correos del Instituto Nóos.