2

En 2012, el año del rescate europeo del sector, las seis principales entidades financieras, sin contar Bankia, que está bajo control del Estado y ha sido expulsada del Ibex, registraron unas ganancias de 1.856 millones entre todas ellas, un 81 % menos que en 2011.

La gran banca española -Santander, BBVA, Caixabank, Popular, Sabadell y Bankinter- aceleró el año pasado su proceso de saneamiento y tuvo que destinar buena parte de sus ganancias a cubrir sus respectivos agujeros en el sector inmobiliario.

El BBVA ganó 1.676 millones en 2012, un 44,2 % menos, por el esfuerzo en provisiones para sanear su ‘ladrillo’, pero cree que «lo peor ha pasado» y ahora se dispone a crecer en todos los mercados en los que está presente.

El presidente del grupo, Francisco González, está convencido de que el BBVA ganará cuota de mercado en Estados Unidos y Latinoamérica, pero también en Turquía, Asia y por supuesto en España, donde volverá a estar en beneficios.

CaixaBank obtuvo en 2012 un beneficio de 230 millones de euros, un 78,2 % menos que en el año anterior, después de que la entidad financiera destinara 10.299 millones a sanear su cartera inmobiliaria.

Este nivel récord de dotaciones es cuatro veces superior al de 2011 y atribuible, en buena parte -4.559 millones-, a cubrir los saneamientos de Banca Cívica, que CaixaBank adquirió el año pasado.

El Banco Popular registró unas pérdidas contables de 2.461 millones en 2012, después de dotar 9.600 millones para sanear su riesgo inmobiliario.