Un farmacéutico dispensa medicamentos hoy en Barcelona un día después que el TC suspendiera de forma cautelar en Cataluña el cobro del euro por receta. | TONI GARRIGA

0

Las farmacias catalanas dejaron de cobrar el euro por receta ayer noche (a las 23:00 horas), una vez que la Generalitat ha recibido la notificación de la suspensión cautelar de esta tasa autonómica por el Tribunal Constitucional, suspensión que el Gobierno catalán ha anunciado que recurrirá.

Fuentes del departamento de Salud y del Colegio Oficial de Farmacéuticos confirmaron que a las 23:00 horas se modificó el programa del CatSalud que utilizan todas las farmacias para que en el tiquet de compra de los medicamentos salga «tasa cero euros» en vez del euro que se cobra desde hace 6 meses.

Muchos ciudadanos han pospuesto hasta hoy acudir a las farmacias para comprar sus medicamentos al conocer que el TC ha suspendido cautelarmente esta tasa impuesta por la Generalitat, que les permitido recaudar 45,7 millones de euros desde que lo implantó el 23 de junio y hasta el 31 de diciembre, lo que supone alrededor de 7,6 millones de euros mensuales.

Reacciones

El departamento de Salud informó que ha recibió ayer la comunicación oficial de la admisión a trámite de recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno español el pasado 21 de diciembre, lo que implica la suspensión cautelar del cobro de la tasa autonómica del euro por receta.

El Gobierno catalán ha anunciado que presentará un recurso ante el TC solicitando que se levante la suspensión de la tasa, aunque ha reconocido que el alto tribunal tendrá cinco meses para pronunciarse sobre su petición.

Por su parte, las farmacias catalanas están alteradas, se sienten rehenes de una confrontación política y, mientras esperan la orden para dejar de cobrar el euro por receta esta medianoche, están medio vacías porque sus clientes posponen hasta mañana ir a buscar sus medicamentos para ahorrarse la tasa.

Mientras unos farmacéuticos aplauden que el Constitucional haya suspendido cautelarmente la tasa de la Generalitat, otros, muchos, critican verse en medio de una confrontación entre administraciones, a las que reprochan que no dialoguen ni se quieran entender.