El abogado de Democracia Real Ya, Miguel Ángel Jiménez, a la entrada del Supremo. | Emilio Naranjo

12

La asociación Democracia Real Ya ha presentado una querella en el Tribunal Supremo contra 63 diputados, entre ellos Mariano Rajoy, porque cobran dietas del Congreso a pesar de disponer de casa en Madrid, que en el caso del presidente es, además, La Moncloa, pagada por el presupuesto público.

Las dietas percibidas a pesar de disponer de vivienda habitual en Madrid son de 1.823,36 euros mensuales en concepto de ayuda para el alojamiento, los cuales se suman al sueldo correspondiente al cargo, en el caso de diputados elegidos por circunscripciones diferentes a Madrid.

Los que han sido elegidos diputados por Madrid, entre ellos Mariano Rajoy, cobran 870,56 euros por el mismo concepto.

Así lo señala la querella, que se ha presentado por los delitos de malversación de fondos públicos y apropiación indebida.

El letrado de los querellantes y portavoz, Miguel Ángel Jiménez, explicó que los cobros están previstos en el Reglamento del Congreso, pero expresó que se trata de «emolumentos no razonables» que se cobran de manera irregular.

«Nuestro objetivo es que se devuelva este dinero que se ha cobrado sin corresponder y que no vuelvan a cobrar» unas cantidades que ya están previstas para los presupuestos de 2013, explicó Jiménez.

«Esta cantidad no tributa en renta», señaló también antes de decir que «si lo que pretenden es obtener un sobresueldo, que lo digan y lo expongan a la ciudadanía, a ver qué les parece», añadió.

«¿Cómo alguien puede querer cobrar una dieta por alojamiento cuando vive en el mismo Palacio de La Moncloa y encima está mantenido por la totalidad de los españoles? Esa es la cuestión», señaló en referencia a Rajoy.

Entre los querellados hay varios ministros, como Fátima Báñez (Empleo), Jorge Fernández Díaz (Interior), Cristóbal Montoro (Hacienda) o Ana Pastor (Fomento), junto a exministros socialistas como José Blanco, Jesús Caldera o Ramón Jáuregui.

En total, los querellados son cuarenta y un diputados 'populares', veinte socialistas, uno de CiU y uno de Coalición Canaria.