La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha pedido responsabilidad y altura de miras a los dirigentes de las comunidades autónomas. | Ismael Herrero

2

Las comunidades del PP acudirán a la Conferencia de Presidentes de hoy con un mensaje de unidad en el compromiso por el objetivo de déficit, a pesar de las críticas de algunas por los presupuestos. La cúpulas del PP se reunió anoche a sus presidentes autonómicos para preparar la cumbre que reunirá en el Senado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los líderes territoriales para abordar los problemas económicos y buscar una imagen de unidad ante Europa.

Rajoy -que junto a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, acudieron por sorpresa a la reunión convocada anoche en la sede del PP- apelará a la responsabilidad de los presidentes para que asuman que, ante la crisis económica, no solo los ciudadanos han de soportar sacrificios, sino que también lo han de hacer las instituciones. El Gobierno está convencido de que de esta Conferencia saldrá un mensaje de unidad para hacer frente al déficit y así lo exigió Rajoy a los barones del PP, según fuentes del partido.

Documento

El PP prepara un documento que quiere que se apruebe hoy centrado en la necesidad de cumplir con el objetivo de déficit y mostrar unidad ante Europa en torno a la política de reformas. «Unidad y estabilidad nacional», así ha resumido Floriano el mensaje que desde las comunidades del PP se quiere dar en esta cita cúspide de la cooperación multilateral en España.

El vicesecretario general de Organización, Carlos Floriano, ha mostrado su comprensión por las quejas de algunas autonomías del PP, como la Comunidad Valenciana, Aragón y Balears, por el descenso de inversiones estatales. Pero la cuestión «esencial», ha agregado, es que todas están trabajando de manera «significativa y muy comprometida» en alcanzar el objetivo de déficit.

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha pedido responsabilidad, altura de miras y «sentido de Estado» a los dirigentes autonómicos, a quienes ha advertido de que de la actual situación económica «o salimos todos juntos o no salimos ninguno».