1

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha admitido hoy que 2013 será «difícil» y de «ajustes», pero también deberá ser «el último año de recesión económica» porque «no hay más tiempo» para que continúe la actual destrucción de empleo y para seguir financiando «administraciones ineficientes».

En su defensa en el Congreso de los Diputados del techo de gasto con el que se elaborarán los presupuestos generales del Estado, y que ascenderá a 126.792 millones de euros, ha asegurado que la política económica presupuestaria en 2013 -cuando se prevé una caída del 0,5 % del PIB- será de «continuidad» con la corrección del déficit.

En un pleno al que ha asistido desde el primer momento el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro ha asegurado: «No vamos a corregir el déficit para traer más recesión, sino para abrir la esperanza a la creación de empleo y de la correcta financiación de la economía española».

Por ello, ha subrayado que el Gobierno quiere llegar a «acuerdos», ha tendido la mano a los grupos parlamentarios y les ha reclamado que sean «realistas».

A la portavoz socialista, Soraya Sáenz de Santamaría, le ha pedido que dejen de incitar a las movilizaciones, y le ha preguntado «cómo podemos asegurar la pensión de un mayor, de un dependiente o el pago de una prestación sanitaria si no tenemos suficientes ingresos tributarios».
Para Montoro, es «importante» que todas las instituciones digan «la verdad» a los ciudadanos y la «realidad a la que se enfrentan los servicios y la función pública».

Ha hecho además un llamamiento a las instituciones europeas, que a su juicio hoy por hoy tienen un «problema» de definición de sus funciones, para «hacer más verídico el proyecto» y no «contemplar acciones oportunistas».

«No podemos tener instituciones europeas que no actúen como en Estados Unidos o en Japón, donde hay una moneda común»,ha recalcado el ministro Montoro.

Ha afirmado asimismo que el «único objetivo» de los presupuestos es «acabar cuanto antes con la recesión», pero no a través de crecer «de cualquier manera», sino evitando crear los desequilibrios económicos que han llevado a la recesión.

Este año es el primero que el techo de gasto se establece como obligación además para todas las comunidades autónomas, que a partir de este trámite y el que tendrá lugar el jueves en el Senado, deberán fijar su presupuesto para 2013.