21

La Región de Murcia pedirá en septiembre su adhesión al fondo de liquidez autonómico creado por el Gobierno para ayudar a las comunidades a cumplir con el objetivo de déficit y que podrían suponer "unos 200 o 300 millones de euros".

Así lo ha indicado el presidente de la Comunidad murciana, Ramón Luis Valcárcel, en una entrevista publicada hoy en el periódico regional La Opinión de Murcia, donde ha dicho que "está deseando" pedir esta ayuda, y ha confiado en que en esa fecha "esté disponible ya".

Valcárcel ha augurado además que las condiciones del Gobierno central podrán "serán durísimas".

"Que nadie piense que nos van a regalar el dinero", ha dicho el presidente del Ejecutivo autonómico, quien ha resaltado que "todas las comunidades están intervenidas" pues "el Estado obliga a los gobiernos a tomar decisiones que en circunstancias normales no se adoptarían", ha explicado.

En cuanto a los "chequeos" que realizará el Ministerio de Hacienda para conocer si las autonomías podrán cumplir con el objetivo de déficit, Valcárcel ha insistido en que "existen motivos para dudar sobre cómo se rebajará del 4,4 por ciento del que partió la Región al 1,5 por ciento del PIB exigido por el Gobierno nacional", pero ha asegurado que su Ejecutivo hará "todos los esfuerzos posibles para cerrar al 1,5 por ciento".

"Vamos a cumplir con el objetivo, si no, no tenemos futuro", ha añadido.

En este sentido, el presidente murciano ha recordado que se han puesto en marcha las medidas del Plan de Reequilibrio que "llevan sólo 15 días" en vigor, pero no ha descartado readaptarlo para cumplir con este objetivo de déficit.

"Si vemos que no cumplimos -ha continuado- tendremos que tomar nuevas medidas".

Asimismo, ha recordado que la comunidad murciana "tiene un déficit alto, pero también es la cuarta comunidad menos endeudada" y ha añadido que esto se debe a "que los ingresos han sido tan insuficientes que no han llegado a cubrir los gastos imprescindibles", por lo que ha negado que durante estos años se haya "despilfarrado".

Valcárcel ha descartado su dimisión si el Gobierno regional es intervenido, porque, en su opinión, "los presidentes del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy tendrían que haber dimitido varias veces".

Este plan de reequilibrio contempla también la venta de seis edificios públicos entre los que se encuentran las sedes de la Consejería de Cultura y la de Presidencia, además de las instalaciones de la radio autonómica Onda Regional, en la que "hay muchas instituciones interesadas en su compra", ha informado.

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo murciano ha dicho comprender que "la gente esté enfadada" con el Gobierno de España por los recortes aprobadas pero ha criticado que estas manifestaciones "no se hicieran antes".