0

Centenares de funcionarios han vuelto a salir este lunes a la calle y han cortado varias calles del centro de la capital, entre ellas, Gran Vía, dirección Plaza de Cibeles, para protestar por los recortes anunciados por el Gobierno de la Nación.

Sobre las 11 horas, al igual que en jornadas anteriores, algunos trabajadores han salido a las puertas de las dependencias en las que trabajan para mostrar su rechazo a la medida de quitarles, entre otras cosas, la paga extraordinaria de Navidad.

Sobre las 11.20 horas, algunos de ellos han conseguido cortar la Gran Vía y se dirigen a la Plaza de Cibeles, donde coincidirán con el 'cortejo fúnebre' convocado por los empleados municipales del Ayuntamiento de Madrid que tenían previsto una marcha para hoy.

Al grito «Manos arriba, esto es un atraco», decenas de personas se han dirigido hacia el Congreso de los Diputados, donde quieren trasladar el malestar por el trato que se está dando a estos trabajadores. «Somos como cualquier otro ciudadano, y nos están machacando», ha señalado uno de los manifestantes.

Como en ocasiones anteriores, bomberos, policías fuera de servicio, sanitarios, profesores y otros funcionarios de la administración pública han unido sus voces para recordar que no es el primer recorte que sufren «y que la situación es insostenible», han apuntado, al tiempo que repetían una de sus consignas «Estamos hasta los huevos».

Cortes intermitentes

Según fuentes del Ayuntamiento de Madrid, los cortes están siendo intermitentes en el Paseo de la Castellana, a la altura de Plaza de Castilla, de Nuevos Ministerios y de la Plaza de San Juan de la Cruz, coincidiendo con la ubicación, entre otros, de los juzgados y de varios ministerios como el de Fomento y Agricultura.

También se han producido cortes en la calle O'Donnell, con la presencia de médicos y enfermeras del Hospital Gregorio Marañón y a las puertas del Ministerio de Hacienda. En la Gran Vía, se ha cortado el tráfico a la altura de Callao, Alcalá y Banco de España y los manifestantes se dirigen a la Cámara baja.