El Gobierno obliga a los bancos a garantizar con sus fondos propios los créditos hipotecarios

El Ejecutivo insta a las entidades de crédito a aportar todos sus inmuebles a una sociedad antes de fin de año

| Madrid |

Valorar:
preload
El ministro de Economía, Luis de Guindos, y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros de ayer.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros de ayer.

12-05-2012JUAN MEDINA

El Consejo de Ministros aprobó ayer la segunda reforma financiera del Gobierno que preside Mariano Rajoy en poco más de tres meses. Mientras que el decreto de febrero se centró en provisionar los activos del sector del ladrillo declarados problemáticos, en ésta el foco se pone en el crédito teóricamente sano, para el que se exigen también fuertes provisiones.

Las entidades que no puedan afrontar ese saneamiento podrán recibir dinero público al 10% de interés. Además, se obliga a que los bancos aporten antes de fin de año los inmuebles que se han quedado -por el impago de créditos- a sociedades anónimas, y siempre tras una tasación independiente.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó que la reforma «no tendrán efectos para los contribuyentes», ya que las entidades deberán pagar un 10% de interés por el apoyo estatal que se realizará y que el Gobierno prevé que sea inferior a 15.000 millones de euros, «menos de lo que inyectó el anterior Gobierno en la primera ronda del fondo de rescate a los bancos».

Duda internacional

Este respaldo de dinero estatal a la banca se articulará a través de bonos contingentes convertibles, vulgarmente conocidos como cocos , un producto financiero que se convierte en acciones si se dan determinadas circunstancias de deterioro del capital de la entidad emisora y mientras tanto son un pasivo más del banco que debe pagar tipos de interés de mercado por ellos.

El Gobierno ha decidido también encargar a dos entidades independientes que valoren toda la cartera de los bancos, en respuesta a las dudas internacionales sobre las cuentas de la banca española. Esas entidades aún no están decididas, según señaló el responsable de la cartera de Economía.

«Sin absoluta certidumbre sobre la solvencia del sector bancario, la recuperación económica se hace mucho más difícil», explicó Luis de Guindos, «porque a los bancos les cuesta financiarse y se corta el crédito a la economía».

Guindos pretende la «ausencia total de dudas» sobre el sector y para ello promueve la nueva reforma financiera a través de un decreto ley. Como en la reforma de febrero, el ministro ha prometido que se producirá la «venta de viviendas a precios reducidos».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

serrano
Hace más de 8 años

ya va siendo hora de que nos olvidemos de zapatero,existe un nuevo gobierno que tiene que dar la cara sin demora.-ha llegado el momento de que se debe de nombrar un nuevo gobernador del banco de españa,es necesario que fluya el credito a familias autonomos y empresas,los bancos estan atascados y hay que desatascarlos de una vez por todas y de forma de eficaz y urgente,y si es necesario utilizar el modelo americano,mas vale una vez rojo que cien rosa,que lo apliquen ya.

Valoración:6menosmas

vs
Hace más de 8 años

Tanta sort que teniem el sistema financer més sòlid i solvent d'Europa, com ens deïa l'hiper-optimiste o inconscient Sr. Zapatero.

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1