29

En un acto en Zaragoza, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha calificado los presupuestos de «inaceptables» porque van a generar «menos crecimiento, más paro y más desigualdad».

En un argumentario distribuido entre sus dirigentes, el PSOE carga contra el Gobierno por su «generosidad» con los defraudadores, en referencia a la amnistía fiscal, y por reservar los recortes para los más débiles.

En el documento, se exige al Ejecutivo que «rectifique» el proyecto de presupuestos, en el que, a su juicio, se destapan una cuentas que había estado «ocultando a los españoles» por intereses electorales.

Rubalcaba ha asegurado que éste ha sido un partido que ha defendido «como ningún otro» los intereses de los más humildes y que ahora ha pasado de ser «necesario a imprescindible», para explicar, entre otras cosas, «la coartada» del PP para destruir el Estado del bienestar.

Culpables

Rubalcaba ha recordado que lo que comenzó como una crisis financiera, producto de un sistema que se había desarrollado sin ningún tipo de regulación, derivó luego en una necesidad de reformar el capitalismo que «ya se ha olvidado» y que «si nos descuidamos lo que hay que cambiar es la socialdemocracia como culpables de la crisis».

Además, ha calificado los presupuestos presentados el viernes de «inaceptables» porque proponen subir la luz, el gas y los impuestos y bajar la educación, la dependencia, la investigación, las inversiones para crear empleo y los impuestos «a quienes defraudan», que no van a mejorar el empleo, ni la economía «sino lo contrario» generar «menos crecimiento, más paro y más desigualdad».

Para el coordinador federal de IU, Cayo Lara, son los presupuestos del «sufrimiento» y del paro para la inmensa mayoría de los ciudadanos, mientras que para una minoría, a la que ha calificado de «defraudadores de cuello blanco», son un «regalo fiscal».