Manifestantes increpan a la Policía durante los disturbios ocurridos en Barcelona en la jornada de huelga general convocada por los sindicatos. | Albert Oliv

6

El conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, advirtió a la guerrilla urbana que actúa con «instinto criminal» para socavar el sistema democrático que pasa a ser «una de las grandes prioridades del sistema de seguridad» de Catalunya y que impulsará medidas legales, judiciales y policiales para cortar de raíz el fenómeno.

Catalunya será «inflexible» con los violentos que protagonizaron los graves altercados de este jueves y que se han saldado con 74 detenidos en toda la comunidad autónoma. Por ello, la Generalitat actuará contra ellos por la vía penal y administrativa mediante multas e impulsará medidas legales, judiciales y policiales para cortar el fenómeno.

Medio millón

Tras la huelga general ha tocado hacer el balance de los daños que ha sufrido el mobiliario urbano en Catalunya. La Ciudad Condal amaneció ayer con 300 contenedores quemados y destrozos en comercios y cajeros, y se estima que el coste de los destrozos en mobiliario urbano asciende a medio millón.

Por ello, el presidente de la Generalitat, Artus Mas ha asegurado en rueda de prensa desde el Palau de Pedralbes de Barcelona, que no es de recibo que «vándalos y gamberros» se aprovechen de manifestaciones, huelgas y otros actos para hacer destrozos y actos violentos, y ha lamentado que contribuyan a perjudicar a la imagen de Barcelona y Catalunya en todo el mundo. Pimec Comerç ha condenado la violencia que se vivió el jueves en la manifestación del centro de Barcelona y ha pedido más protección para el pequeño comercio.

Pimec Comerç

En un comunicado, Pimec Comerç lamentó la indefensión de los comerciantes ante estas situaciones. «Ayer se transgredieron muchas leyes y la ciudadanía difícilmente entenderá que no se aplique el castigo correspondiente», dijo el presidente de Pimec Comerç, Alejandro Goñi