El patriarca de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, en una imagen de archivo. | VICTOR LERENA - EFE - EFE

25

El empresario jerezano José María Ruiz-Mateos ha advertido hoy de que si un hijo suyo «va a la cárcel», él dará «nombres y detalles» en relación con la situación de su familia, investigada en la Audiencia Nacional por presuntos delitos de estafa, insolvencia punible y administración desleal.

Ruiz-Mateos lo ha expresado así en una entrevista concedida al programa «Espejo Público», de Antena 3, en la que ha mostrado su indignación por la situación en la que se encuentra.

«Estoy de salud muy bien, de indignación también muy bien, pero aguanto y soporto, resignadamente», ha afirmado.

Ruiz-Mateos ha manifestado: «a los que me llaman estafador les perdono porque no saben lo que dicen; los auténticos estafadores son los que estafaron a Rumasa primera y Rumasa segunda».

«No me arrepiento de nada»

«No me arrepiento de nada porque lo he hecho pensando en la empresa y en los españoles; si yo hablara sería un escándalo enorme; si un hijo mío va a la cárcel daré nombres y detalles», ha insistido.

Al finalizar la entrevista, Ruiz-Mateos ha cedido la palabra a uno de sus hijos, quien ha pedido que no se haga un juicio paralelo de lo sucedido.

«Que nos dejen trabajar, queremos cumplir con todo el mundo; demostraremos en los tribunales que todo es falso, no vamos a entrar en un patio de vecinos, es una obra muy seria que ha generado muchos puestos de trabajo durante 60 años», ha indicado.

«Dejemos a un lado las especulaciones y polémicas; con respecto al auto del juez Ruz, ruego se lo lean con detenimiento, pues solo se habla de suposiciones, no hay ni un solo indicio; las calumnias que se están vertiendo son absolutamente falsas», ha añadido.

Trabajamos «doce horas al día, no tenemos vacaciones, ni yates, ni fincas, ni lujos», ha subrayado.

Susana Griso, «frustrada»

Tras la entrevista, la presentadora de 'Espejo Público' ha asegurado que se ha sentido «frustrada» tras lo que ha calificado como un «monólogo absurdo».

José María Ruiz Mateos, desde su chalet de la localidad madrileña de Somosaguas, ha dado en exclusiva este jueves una entrevista en directo al espacio matinal de Antena 3 para hablar sobre el escándalo que rodea a su familia en torno al caso de Nueva Rumasa.

El conocido empresario no acudió este miércoles a declarar a Palma de Mallorca en el marco de su tercera causa penal en Baleares por presunta estafa aportando ante la juez Ana San José un nuevo certificado médico para justificar la ausencia.

Además, también este miércoles se ha sabido, según se desprende de uno de los documentos del sumario, que los 13 hijos de Ruiz Mateos se elevaron el sueldo y se otorgaron indemnizaciones procedentes del dinero de Nueva Rumasa para poder seguir pagando sus hipotecas días antes de anunciar la quiebra del grupo.

Con estas nuevas acusaciones, la entrevista de Susanna Griso era más relevante aún si cabe. De hecho, la propia presentadora, antes de la conversación, ya calentaba motores en Twitter: «Hoy en 'Espejo Público' entrevisto a Ruiz Mateos. Señor, que Dios (y Botín) nos coja confesados».

Sin embargo, tras la exclusiva, en la misma red social, la periodista afirmaba desconsolada: «Ruiz Mateos tirará de la manta si sus hijos entran en la cárcel. Es lo único que he podido sacar en claro de la entrevista».

Eso y que su charla, muy bronca en algunos momentos, se ha convertido en 'trending topic' mundial en Twitter con el 'hastag' Ruiz Mateos, mientras que '#RuizmateosenEP' y Susanna Griso han sido 'trending topic' a nivel nacional.

«A ver si se entera, es usted sorda o qué leche»

Y es que la presentadora y sus colaboradores, Albert Castillón y Roberto Leal, lo han intentado de todas las formas habidas y por haber, pero no ha sido posible. El empresario no ha respondido remitiéndose a la expropiación de la primera Rumasa, de la que este jueves se cumplen 29 años, e incluso tarareando canciones en algunos momentos.

Y para muestra un botón. Cuando Griso le preguntaba si es cierto que con los ahorros de Nueva Rumasa pagaban las hipotecas de sus hijos, el jerezano respondía: «No me hable usted de chorradas, eso viene después, primero viene el tronco y luego las hojas, y las hojas vienen por el tronco».

«A ver si se entera, es usted sorda o qué leche» o «no me haga usted preguntas de quinta, pongan ahí a una profesional buena, que hable de Rumasa en su conjunto». Estas fueron otras de las contestaciones de Ruiz Mateos, que estuvo en todo momento acompañado de su hijo José María.

Finalmente, la experimentada presentadora decidió dar por «imposible» la conversación: «Es un monólogo, sólo querían hablar ellos, no atienden a razones, y por lo tanto creo que es absurdo seguir intentándolo».

«*Por qué nos concedéis una entrevista si no podemos hacer ni una sola pregunta?», se preguntaba Griso, que concluyó muy decepcionada: «Es la entrevista más frustrada de toda mi vida». Posteriormente, ya en su Twitter, continuó con su enfado: «Ni un minuto más de protagonismo a este personaje y su prole. Que hable en los tribunales».