El portavoz del Gobierno, José Blanco, escucha al ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. | Ballesteros

7

El Gobierno aprobó ayer el Real Decreto por el que se regula la relación laboral de carácter especial de los empleados del hogar a partir del 1 de enero de 2012 y que les garantizará, entre otros derechos, el pago en metálico de un salario igual al salario mínimo interprofesional (SMI) en cómputo anual de 8.979,60 euros en 2011.

Además, este colectivo dispondrá de dos pagas extraordinarias de una mensualidad cada una al año, frente a las equivalentes a 15 días que percibían hasta la fecha.

El Real Decreto ha sido elaborado con el concurso de los sindicatos y da cumplimiento al compromiso asumido en el Acuerdo Económico y Social (ASE) de febrero, dando paso a la integración de estas trabajadoras en el Régimen General de la Seguridad Social.

Coste

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, calculó que estos cambios permitirán aflorar progresivamente hasta 150.000 empleos (en la actualidad hay unas 300.000 personas afiliadas en este colectivo), lo que redundará en una mayor recaudación para la Seguridad Social, ya que sus costes para el empleador son «asumibles».

Esta nueva regulación, que viene a actualizar la que ha estado vigente durante los últimos 25 años, precisa además que no será posible efectuar ningún descuento sobre esa cuantía salarial en concepto de retribución en especie por manutención o alojamiento. Además, cuando exista un salario en especie, éste no podrá superar el 30% de las percepciones salariales, límite que actualmente estaba en el 45%.

El Gobierno ha previsto que sea el acuerdo mutuo entre el empleador y el empleado el que establezca las posibilidades de incrementos salariales (antes vinculados a la antigüedad) y que, en su defecto, se aplique el incremento medio que para ese año marque el acuerdo marco sobre negociación colectiva negociado por los agentes sociales.

No obstante, la reforma de la negociación colectiva establece que en sectores donde no haya una organización patronal específica serán las patronales nacionales (CEOE y Cepyme) o autonómicas más representativas las que podrán negociar con los sindicatos su convenio.

Fuentes de Trabajo señalaron que el articulado del Gobierno deja abierta la puerta a un convenio específico para las empleadas del hogar a través de esta vía.

Despido

La norma mantiene la causa de extinción del contrato por desestimiento, que deberá comunicarse de forma expresa, en el que el empleador no tiene por qué alegar causa o justificación alguna.

Si bien, el Gobierno eleva la indemnización a la que tiene derecho el trabajador de siete a 12 días por año para equipararla a la más baja de todo el sistema.