Patxi López saluda a Rufi Etxeberria, en presencia de Pello Urizar y Oskar Matute. | VINCENT WEST

5

El dirigente de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria pidió ayer al lehendakari, Patxi López, que abra un proceso de diálogo «bilateral» con el Gobierno de Navarra para afrontar las «causas» del «conflicto político» del País Vasco, ya que «este país necesita ser reconocido como tal». Además, aseguró que «no sólo» existen las más de 800 víctimas mortales causadas por ETA, sino que, teniendo en cuenta «las distintas violencias», se han producido «más de 1.200», por lo que rechazó establecer «diferencias» entre unas y otras.

Etxeberria trasladó esta propuesta a López en el encuentro que éste mantuvo con él y con otros dos representantes de Bildu, Pello Urizar (EA) y Oskar Matute (Alternatiba), en el marco de la ronda de contactos abierta por el lehendakari tras el anuncio del cese definitivo de la «actividad armada» de ETA. El lehendakari pidió a la izquierda abertzale que reconozca de una vez el daño que ha ocasionado ETA a las víctimas.