0

«Con nocturnidad y alevosía», «sin contar para nada» con el resto de grupos parlamentarios, PP y PSOE promovieron un proceso «esperpéntico» de reforma de la Constitución. Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, resume así su postura, y recuerda a los dos mayoritarios que su participación en la escritura de la Carta Magna le da legitimidad suficiente para opinar.
También el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, criticó a 'populares' y socialistas: «Cuando las mayorías optan por aplicar el rodillo y atropellar a las minorías, pasando la apisonadora por encima de las formas y los procedimientos, algo empieza a fallar en el sistema democrático».
Llamada a capítulo
A las críticas se sumaron Francisco Jorquera, del BNG (quien aseguró que «ha bastado con que la señora Merkel y el señor Sarkozy llamasen a capítulo» para acometer «una reforma vía exprés»), Uxue Barkos, de NaBai (sostuvo que un cambio de esta naturaleza, «no se puede hurtar» a los ciudadanos su derecho a opinar), y Rosa Díez, líder de UPyD (cree que si PSOE y PP no han convocado un referéndum es porque consideran que podría ser «peligroso»), entre otros.