10

El ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, advirtió ayer a Bildu de que sus miembros «están siendo vigilados» de manera que «si no cumplen la ley», el Tribunal Constitucional, que «les permitió presentarse» a las elecciones del pasado 22 de mayo, podría impedírselo en las próximas generales.

En una entrevista a Europa Press, el portavoz del Ejecutivo español ha señalado que, «si se da el supuesto de incumplimiento de ley», la coalición abertzale podría no concurrir a los próximos comicios «por decisión del mismo tribunal que les permitió presentarse».

Blanco no quiso hacer «juicios morales» sobre lo que supondría que Bildu estuviera en el Congreso de los Diputados, porque la realidad es que -más allá de su «opinión» sobre la coalición, que «no es nada positiva» sino «muy negativa»- los tribunales entendieron que «cumplían con la ley». No obstante, insistió en que ellos mismos «»saben que están siendo vigilados en relación al cumplimiento de la ley».


Objetivos

Para Blanco, «Bildu está en las instituciones como consecuencia de una decisión de la Justicia y del apoyo que tuvieron en las elecciones, pero saben que la decisión judicial se sustenta en el cumplimiento de la ley y en el momento que no se cumpla será sometida a la aplicación de esas mismas normas».

En cualquier caso, Blanco ha insistido en que «lo que el Gobierno, y toda la sociedad, incluyendo a la inmensa mayoría de quienes les votaron, es que la coalición trabaje en el objetivo principal que es convencer a ETA de que abandone definitivamente la violencia».

Blanco censuró la «humillación» perpetrada por Bildu a las víctimas del terrorismo en la recepción organizada por el Ayuntamiento de San Sebastián, a la que había sido invitada la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat. A su juicio, este acto fue «indigno y rechazable desde todos los puntos de vista».