Cospedal y su consejero de Sanidad explicaron ayer su decisión sobre los farmacéuticos. | Mariano Cieza Moreno

6

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del Parido Popular, Dolores de Cospedal, anunció ayer que ha abierto expediente a todos los farmacéuticos que secundaron la huelga del pasado jueves. El Ejecutivo regional insiste en que no tiene dinero para pagar y culpa de la situación al Gobierno que hasta marzo pasado presidió el socialista José María Barreda.

«Lo que tiene que hacer el Gobierno es cumplir con su obligación y nosotros tenemos la obligación de hacer cumplir la ley», dijo la presidenta castellanomanchega para justificar la apertura de los expedientes.

«Como no han dejado nada sino deudas es muy difícil asumir los pagos en tiempo y forma», señaló en referencia a sus antecesores. Cospedal agregó que «Barreda y su equipo consumieron el 80% del presupuesto para Sanidad previsto para todo el año».

Intencionalidad

Cospedal acusó además a los farmacéuticos de la región de «ejercer el chantaje y presión para conseguir cobrar».

La dirigente 'popular' puntualizó que su Gobierno está trabajando desde que tomó posesión «para que tanto los boticarios como el resto de empresarios de la región cobren los miles de euros que se les deben».

Según sus palabras, «todas» las propuestas para intentar solucionar este problema están sobre la mesa desde hace tiempo, pero «parece que muchos farmacéuticos no se quieren acoger a ellas».

Por su parte los farmacéuticos ha apuntado nuevas medidas de presión. Estas pueden pasar por repetir el cierre (se ha barajado hacerlo semanal), por hacerlos más prolongados o, en último caso, por cobrar a los pacientes los medicamentos y que luego sean ellos los que vayan al Servicio de Salud autonómico (SESCAM) a que les reembolse el importe. «Las recetas han dejado de tener valor como medio de pago», manifestaron ayer sus portavoces, «y lo que va a pasar es que ante la falta de liquidez los proveedores no van a servir a las farmacias y va a haber desabastecimiento».