1

La prima de riesgo española, que representa el sobrecoste de invertir en la deuda nacional respecto a la alemana, subió ayer de 374 a 387 puntos básicos, aunque en esta jornada superó los 400, nivel al que se acometió el rescate de Grecia, Portugal e Irlanda, según datos del mercado y expertos consultados.

En cuanto a la evolución de las obligaciones españolas a diez años, su rendimiento creció ocho centésimas y se situó en el 6,282 por ciento, con un precio del 94,395 por ciento, 57 centésimas inferior al de la víspera. La rentabilidad de la deuda alemana bajó casi cuatro centésimas y quedó al cierre en el 2,416 por ciento.

La situación del mercado estuvo condicionada, según los analistas, por diversos factores, como los malos datos de actividad industrial conocidos ayer en los Estados Unidos, China y Europa.

También seguía pesando el miedo a que rebajen la calificación de la deuda estadounidense, a pesar del acuerdo para que la mayor economía del mundo evitara la suspensión de pagos.

Desconfianza

La debilidad del crecimiento económico de los países periféricos europeos y la desconfianza de los inversores en su capacidad para devolver los préstamos (Merrill Lynch indicó ayer que no invertirá en deuda española e italiana) también incidieron notablemente.

Poco después de la apertura, la prima de riesgo crecía hasta 403 puntos básicos, máximo desde 1997, mientras que el interés de la deuda nacional a diez años avanzaba hasta el 6,4 por ciento.

Más información en página 8