La puerta volvió a llenarse de gente con las primeras luces del día, después de que muchos se retiraran para descansar algunas horas. A las 00.45 horas de la madrugada de ayer, entre 22.000 y 24.000 personas abarrotaban la plaza. | Efe

15

Los 'indignados' pasaron la jornada de reflexión tranquilos, celebrando actos lúdicos o debatiendo temas no relacionados directamente con el 22-M, y se mantuvieron concentrados pese a la prohibición de la Junta Electoral Central.

Los concentrados procuraron no hacer referencia a las elecciones, y así se vivió el día en algunas de las principales ciudades españolas:

Madrid
Los miles de acampados en la Puerta del Sol, que mejoraron su organización y aumentaron hasta nueve el número de comisiones, se han definido como una ciudad-estado, autogestionada con vocación de permanencia, y han convocado para el próximo día 28 asambleas populares en las plazas de cada barrio, pueblo o región de Madrid.
El objetivo es multiplicar los espacios de propuestas, convivencia y reflexión para, al día siguiente, trasladar las conclusiones de todas las reuniones locales a Sol para construir la Asamblea del Pueblo de Madrid.

Barcelona

Miles de personas participaron en una asamblea en la Plaça de Catalunya mientras familias con niños y turistas incluían la visita a los 'indignados' en sus paseos del día de reflexión.
Los centenares de concentrados debatieron sobre si ir o no a votar, hacerlo en blanco o emitir un voto nulo, y otros se preguntaron: ¿y el lunes, qué? También se plantearon propuestas como retirar el dinero de los bancos tradicionales, promover una democracia asamblearia o que los países deudores devuelvan al FMI el capital prestado, pero no los intereses.

Valencia
Parte de las más de mil personas concentradas en la plaza del Ayuntamiento rodearon el edificio consistorial en una cadena humana que se desarrolló en un ambiente festivo y que llegó a dar dos vueltas al inmueble mientras se cantaban consignas.

Sevilla
Recitales de poesía, conciertos de música y diversos tipos de talleres presidieron la jornada de los concentrados en la plaza de la Encarnación, donde sus organizadores buscaron respetar el orden y las normas cívicas de convivencia.

Zaragoza
Cientos de personas alzaron sus paraguas en la plaza del Pilar como símbolo de resistencia ante la que «está cayendo» y para exigir cambios en la política española, con lemas irónicos como «estamos reflexionando».

Bilbao
Talleres lúdicos y diversas asambleas fueron las actividades realizadas por las personas concentradas en la plaza Arriaga.