Españoles frente al Consulado General de España en Rabat, Marruecos, en apoyo a las protestas del 15-M. Foto:EFE | Zacarias Garcia

2

Las concentraciones en apoyo del movimiento ciudadano «Democracia real ya» se extendieron ayer, por segundo día consecutivo, fuera de las fronteras españolas, con movilizaciones en Praga, Budapest o Rabat.

Tras las movilizaciones celebradas el jueves en algunas ciudades de Europa occidental, como París, Berlín o Lisboa, ayer las protestas se extendieron a Centroeuropa y también en Latinoamérica.

En Budapest, decenas de jóvenes «indignados» se reunieron ante la embajada de España para apoyar la protesta con carteles en los que se podían leer frases como: «Estamos hartos» o «No aguantamos más».

«El sistema no funciona. Tenemos que cambiarlo por otro mejor que nos represente a todos», explicó uno de los participantes, que no quiso revelar su nombre.

Situaciones similares se vivieron en Praga, Varsovia y Viena, todo concentraciones convocadas a través de las redes sociales en apoyo al Movimiento 15-M.

Problema real, no del CIS

«No es una concentración contra el Gobierno de España, no es contra un partido en concreto, sino contra el mal uso que los políticos están haciendo de la democracia», aseguró a Radio Praga Daniel Vázquez Touriño, uno de los organizadores de las manifestaciones en la República Checa.

En Varsovia, medio centenar de jóvenes se juntaron ante la embajada española, para reclamar «una democracia real, de verdad, participativa», como explicó uno de los manifestantes, Jordi, un gerundense estudiante de Física. Los manifestantes corearon consignas como «Queremos un pisito como el del principito» o «Lo llaman democracia y no lo es», y mostraron pancartas con lemas similares a los que se pueden ver en España.

Fuera de Europa, hubo protestas en Israel y Marruecos, y para el fin de semana se están preparando movilizaciones en Estados Unidos.

En Jerusalén Este, unos cuarenta jóvenes españoles, principalmente cooperantes, se congregaron frente al consulado de España, después de marchar por el barrio palestino de Sheij Yarraj.

En su recorrido por las calles, los activistas iban coreando frases como «Nadie se esperaba, España en la Intifada», o «El pueblo no se calla, sabemos lo que falla».

En Marruecos, hubo movilizaciones en Rabat y Tánger, donde decenas de personas, en su mayoría españoles, se concentraron frente a los consulados para apoyar al 15-M.

Las protestas llegarán este fin de semana a ciudades de Estados Unidos y Canadá, convocadas por las redes sociales.

Desde la red social Facebook, los grupos «Democracia Real NYC» y «Democracia Real DC» están convocando acciones en las plazas de las capitales.