José Manuel Campa, en su comparecencia en la Comisión de Economía. | Juan M. Espinosa

6

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, adelantó ayer que los indicadores coyunturales apuntan hacia un crecimiento económico «positivo, pero débil», durante el primer trimestre del año, y admitió que «aún quedan meses duros» para la actividad y el empleo.

En su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados para analizar la coyuntura económica y exponer la reestructuración del sistema financiero, Campa aseguró que la perspectiva es positiva a medio plazo y consideró «realista» la previsión de subida de un 1,3% del PIB para el conjunto del 2011.

Viviendas

Campa se refirió al «rápido» ajuste del sector de la construcción, que podría finalizar «casi por completo» este año, toda vez que las compraventas empiezan a superar el número de viviendas para la venta que se finalizan, y que los precios han caído un 23%.

Para la «reasignación de trabajadores» entre sectores consideró «imprescindible» que la reforma de la negociación colectiva «se desarrolle cuanto antes» y confió en que los agentes sociales estén «a la altura para trasladar una reforma de calado».

«Pero sin lugar a dudas, el motor del crecimiento en la primera parte del año es la capacidad exportadora», dijo Campa, que adelantó que «parece que se va a mantener la senda» de crecimiento «muy notable» de 2010.