GI06. GIJÓN, 12/03/2011.- El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, durante su intervención del acto político que el partido ha celebrado hoy en el teatro de la Universidad de Gijón, en apoyo de los candidatos asturianos del PP a las elecciones del 22 de mayo. EFE/Alberto Morante ESPAÑA-PARTIDOS-PP | Alberto Morante

0

El líder del PP, Mariano Rajoy, se comprometió ayer a hacer de los emprendedores la prioridad de su eventual gobierno, porque sin ellos, dijo, «no hay trabajo», y lo hará con medidas como la revisión de los módulos de los autónomos o que puedan aplazar el IVA hasta que cobren las facturas.

Durante su intervención en un acto en el teatro de la Universidad Laboral de Gijón, en apoyo de los candidatos asturianos del PP a las elecciones del 22 de mayo, Rajoy señaló que si bien están «encantados» de que se instalen las multinacionales en España «y todo el que quiera», el «seguro» son las pymes y los autónomos, que invierten «en su pueblo y en su tierra».

Plan global

Y estas iniciativas de apoyo a los emprendedores estarán integradas dentro de un plan global con el objetivo fundamental de crear empleo, y será un plan coherente, a cuatro años, porque «no se puede vivir con ocurrencias y con medidas a corto plazo» como, según él, ha hecho el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Está convencido de que el PP puede rebajar las cifras actuales de 4,7 millones de parados, ya que, según recordó, en 1996, cuando José María Aznar ganó las elecciones, el desempleo alcanzaba al 22% de la población y en 2004, al dar el relevo a los socialistas, era algo menos del 10%.

«No tienen arreglo, han vuelto a lo mismo. Pero lo solucionamos entonces y lo solucionaremos ahora», subrayó.Mariano Rajoy quiso dejar claro que frente a un PSOE que se «ha resignado» a convivir con la elevada tasa de paro, el PP se enfrentará a ello y lo hará con «inversión», pero para que haya inversión cree que es imprescindible generar confianza y ello requiere un cambio de gobierno, apuntó, y que fluya el crédito a los empresarios.

Otra cuestión que le parece urgente abordar es un plan energético «como es debido», puesto que, afirmó, «a nadie le gusta que le suban la luz un 10% desde enero». Pero «tampoco lo ha hecho por fastidiar», insistió, sino porque no ha sido capaz de hacer una política que no le permita no hacerlo.