Salgado advirtió el jueves de que las CCAA deben hacer esfuerzos para reconducir el déficit. | Carlos Montes de Oca

1

La agencia de medición de riesgos Moody's rebajó ayer la calificación de la deuda de Castilla-La Mancha, Catalunya, Murcia y Valencia con perspectiva negativa, al tiempo que mantuvo la del País Vasco, Andalucía, Castilla y León, Extremadura, Galicia y Madrid, también con perspectiva negativa.

La agencia rebajó también la calificación del Ayuntamiento de Barcelona y el Instituto Valenciano de Finanzas y mantuvo la del Consorcio de Transportes de Vizcaya.

Sin liquidez

Así, Castilla-La Mancha queda con una calificación de A2; Catalunya, con A3; Murcia, con A1, y Valencia, con A2. En una nota, Moody's menciona que Castilla-La Mancha, Catalunya, Murcia y Valencia se han desviado de los objetivos de control del déficit establecidos para 2010, y destaca las dificultades que tendrán para lograr su objetivo en 2011 y 2012.

La rebaja, continúa la nota, refleja la debilidad mostrada en los últimos años para controlar el gasto, aunque reconoce que estas cuatro comunidades autónomas han comenzado a hacer esfuerzos para corregir las desviaciones.

No obstante, señala que no han logrado subir la recaudación fiscal en 2010, por lo que se han desviado del objetivo de déficit público marcado por el Gobierno (2,4%) y han comenzado a tener problemas de liquidez.