0

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha señalado este viernes que tendrá que someterse a radioterapia hasta Semana Santa, después de haber sido operada de un tumor de cáncer de mama hace dos semanas, pero que su intención es «salir a la calle» a hacer «campaña» de cara a las próximas elecciones autonómicas.

«Eso espero», ha contestado Aguirre en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, tras ser preguntada por cómo va a ser la campaña electoral y si va a poder estar como lo ha hecho en ocasiones anteriores. Así, ha señalado que para empezar, tiene ahora «unos días» hasta Semana Santa en los que recibirá radioterapia. «Por lo visto, es algo que cansa un poco», ha apostillado.

No obstante, ha indicado que la campaña la afrontará «como siempre» porque, precisamente, lo que más le gusta de la política son las campañas electorales. «Debo de ser de las únicas políticas», ha apuntado a este respecto, destacando que a ella particularmente le gustan porque no tiene que estar en el despacho sino que «la obligación es estar en la calle».

«Eso es lo que me gusta, (estar) fuera, en los mercadillos, en la calle, donde la gente te aborda, algunos para decirte cosas amables y otros para transmitirme protestas», ha indicado Aguirre, quien ha añadido que si se cansa, se lo tomará «con un poco más de calma» porque ella es también «humana».

No obstante, ha destacado que los doctores la han «curado», que está «muy contenta» y ha vuelto a aprovechar la ocasión para animar a «todas las mujeres a partir de los 50 años que vayan a hacerse la mamografía, e incluso antes». También se ha dirigido a todos los que sufren esta enfermedad y a sus familiares: «Tenemos que luchar contra ella y hacer propaganda de que como no da síntomas, hay que prevenir, y no sólo las mujeres, los hombres también tienen que hacer prevención».

«IMPRESIONADA» POR EL APOYO

Por otro lado, ha manifestado que le ha «impresionado mucho» el apoyo y el cariño de los «cientos de miles de ciudadanos anónimos» a los que, ha asegurado, ha sentido «cerca» y que han estado «a través de los medios de comunicación y de Internet». También se ha referido a los que, incluso, se acercaron hasta el hospital, «uno con dos claves».

En la misma dirección, ha recordado el «apoyo» de los miembros de su partido pero «muy especialmente» el de los «adversarios políticos». En este punto, se ha acordado de la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, que «no es ningún secreto» que ha tenido un cáncer «en un grado mucho más avanzado» que ella.

«Ella me dio mucha moral», ha recalcado, al tiempo que ha mencionado también la presencia del secretario general del PSM, Tomás Gómez, y del Gobierno de la Nación, tanto del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, como de los ministros. «Todos han estado muy especialmente conmigo y se lo quiero agradecer», ha señalado.

Asimismo, la presidenta madrileña se ha referido también al papel de los médicos y de las enfermeras de la sanidad madrileña, a quien también ha agradecido su trabajo. «Hay mucha gente que ha tenido esta enfermedad y que lo ha superado y esto da muchísima moral a los que la tenemos», ha manifestado Aguirre.

Preguntada por si ahora, después de todo, va a ser más «buena», ha contestado que «qué duda cabe» que a los que viven, como ella, «una vida agitada, la reflexión seria sobre los auténticos problemas con hondura superior a lo que hacemos a diario y el colocar cada cosa en la jerarquía de valores debidamente es «siempre positivo». «Es algo positivo que, sin duda, tiene también la enfermedad», ha concluido.