Alto el fuego de ETA enero 2011

Revilla: «No debemos caer en la trampa, sería un error terrible»

| Santander |

Valorar:

El presidente de Cantabria, Miguel Àngel Revilla, ha opinado hoy que el alto el fuego de ETA es «un truco» de los terroristas para que su «brazo político, que es HB», concurra a las próximas elecciones y ha considerado que no se debe «caer en la trampa», ya que «sería un error terrible».

«Sencillamente, hay que seguir presionándoles hasta acabar con todos ellos en la cárcel y que entreguen las armas. No hay otra salida», ha apostillado Revilla.

En una breve declaración ante los periodistas tras conocerse el comunicado en el que la banda terrorista anuncia un alto el fuego permanente, de «carácter general» y «verificable» internacionalmente, el presidente cántabro ha dicho que «lo único permanente que tiene que haber es el papel de la Justicia y de los Cuerpos de Seguridad del Estado» contra los terroristas.

Revilla ha asegurado que él ya venía «atisbando» que la banda terrorista iba a utilizar «este truco» o «maniobra», porque, a su juicio, «ETA fuera de las instituciones políticas y con la persecución policial no tiene ningún eco». «No podemos caer en esta trampa», ha aseverado.

Y ha reiterado que contra ETA sólo debe haber un «rechazo con contundencia» y detener a sus miembros, incluidos, ha dicho, las tres personas que han leído hoy el comunicado de anuncio del alto el fuego.

«Lo primero que me ha impactado es la imagen siniestra de tres asesinos, tres encapuchados, hablando de democracia. Posiblemente serán autores o coautores de parte de los casi mil asesinados por ETA. `Que nos hablen de democracia, con ese aspecto siniestro!», ha recriminado Revilla, quien ha percibido -ha dicho- un «sarcasmo terrible» en las palabras de los terroristas.

«*Quiénes son estos asesinos para hablar de condiciones políticas, para hablar del respeto a la ciudadanía vasca y el respeto a la ciudadanía española y a las leyes españolas?, *pero quiénes son estos? No puede tener acuse de recibo», ha añadido el presidente de Cantabria, visiblemente indignado.

A su juicio, «no hay otra salida» que ETA entregue las armas y todos sus miembros vayan a la cárcel.

Además, ha rechazado el «sarcasmo» hacia las víctimas que, en su opinión, se refleja en las palabras de los tres miembros de ETA que han leído el comunicado y a los que ha calificado de «psicópatas».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.