0

Los sindicatos UGT y USO han lamentado hoy el fallecimiento de Marcelino Camacho, fundador y primer secretario general de CCOO, organización a la que dedicó «lo mejor y la mayor parte de su vida».

Tanto UGT como USO se han unido a las condolencias por la desaparición de «una persona tan emblemática del movimiento sindical español», y «un militante romántico y un ciudadano ejemplar», como le definió el secretario general de UGT, Cándido Méndez.

El responsable de USO, Julio Salazar, abogó por que el ejemplo de Camacho «permanezca y perdure en la actual y futuras generaciones de trabajadores y trabajadoras y sus organizaciones sindicales».

Ambos sindicatos han manifestado su consternación ante el fallecimiento de Camacho y han hecho llegar su pésame, tanto a su esposa, Josefina, y familiares, como a Comisiones Obreras.

Para UGT, Camacho es un indiscutible símbolo de la lucha por las libertades que dedicó su vida a tratar de mejorar las condiciones laborales en España y fue perseguido por sus ideas y encarcelado durante nueve años en la cárcel de Carabanchel, tras el conocido «Proceso 1.001».

Según esta organización, la historia de Camacho no es sólo la de CCOO, sino también del comienzo de la unidad de acción con UGT, con la que compartió la defensa de los intereses de los trabajadores desde la clandestinidad frente al sindicato único del régimen franquista.

El sindicato ha recordado sus palabras: «No nos doblaron, ni nos doblegaron, ni nos van a domesticar».

El secretario general de USO por su parte ha expresado en nombre del sindicato «su afecto y reconocimiento» a la figura del fallecido tanto por su contribución al logro de las libertades en España como por el liderazgo que ejerció en el seno de CCOO y su trabajo, por ende, en pro de las mayorías sociales trabajadoras.