0

La organización del exilio cubano en Miami M.A.R por Cuba (Madres y Mujeres Anti Represión) viajó ayer desde EEUU a Madrid para apoyar económicamente a los disidentes excarcelados desde julio por el régimen castrista, a quienes entregó varios cientos de dólares en efectivo a cada uno para ayudarles en su proceso de integración fuera de su país.
Su presidenta, Silvia Iriondo, exiliada en Miami desde 1960, declaró a la prensa en el hotel La Princesa de Alcorcón (Madrid), donde se encuentran alojados una decena de ex presos políticos, que ha viajado expresamente a España para expresar el «apoyo» y «solidaridad» de su organización con los compatriotas que han estado encarcelados y a «compartir con ellos el compromiso de continuar» luchando contra el régimen mientras queden presos políticos en las prisiones y «el pueblo cubano no goce de plena libertad». «En Cuba nada ha cambiado», sostiene Iriondo, ya que «existe una puerta giratoria mediante la cual excarcelan a unos y encarcelan a otros».


«Lavado de imagen»

En opinión de Iriondo, el régimen ha iniciado este proceso de excarcelaciones para «lavarse el rostro ante el fracaso rotundo» de su política, el «malestar generalizado en la isla» y el «crecimiento de una resistencia heroica». Las autoridades cubanas buscan también «el cambio de la posición común y el relajamiento de cualquier restricción impuesta a la dictadura, que de levantarse no va a beneficiar al pueblo cubano, sino que será utilizada por el régimen castrista», indicó.
La presencia del M.A.R. coincidió con la llegada de otros dos disidentes excarcelados. El periodista Fabio Prieto Llorente y el activista Juan Carlos Herrera Acosta, de Jóvenes por la Democracia, llegaron acompañados por 16 familiares a las 15.00 horas al hotel La Princesa en Alcorcón, donde un grupo de compatriotas les recibieron con banderas de su país y al grito de 'Cuba, libre' y 'Zapata vive'.
Ambos coincidieron en señalar ante los medios que no ven signos de apertura en el régimen castrista, pese a sus liberaciones.